Justo en la semana en la que se cumple un año de la muerte de Álex Lequio, Carolina Monje ha hecho las maletas para desconectar.


Carolina Monje justo hace un año estaba despidiéndose del amor de su vida. Álex Lequio falleció el 13 de mayo, no obstante, los días y las semanas previas fueron muy complicadas para su familia. Ana Obregón, Alessandro Lequio, Carolina y otros familiares estuvieron junto a él en Barcelona hasta el último momento, cuando ya eran conocedores del terrible final al que harían frente. Un año después la vida de todos ellos es muy distinta, tanto es así que siempre que pueden le rinden un homenaje por todo lo que le echan de menos. Durante esta ausencia, cada uno de ellos ha tratado de hacer frente a la tristeza con diferentes modos. Ana ha apostado por el retiro, Alessandro por el trabajo y Carolina Monje, entre otras cosas, por el yoga. Todos intentan seguir pensamientos positivos en su día a día para superar el duelo, aunque cada uno lo haga a su manera. Ha sido justo la que era su pareja la que ha iniciado el Camino de Santiago en su semana más difícil, tal y como ha anunciado en sus stories de Instagram.

Carolina Monje
Redes sociales

«Primer día superado», ha escrito la joven desde Oporto en Portugal junto a un cartel del Camino de Santiago. A pesar de que no había dado pistas de cuál era su plan durante estos días, Carolina Monje ha compartido una imagen con la que deja claro que este viaje con sus amigas no solo se trata de una escapada de ocio, sino que también aprovechará para desconectar y reconectar consigo misma. En concreto, la empresaria se encuentra a 200 kilómetros, por lo que todavía le quedarían varios días hasta llegar a la Catedral de Santiago si su objetivo es hacerlo a pie. La joven se refugia en sus amigos y familia más cercana para afrontar esta etapa en la que tantos recuerdos vuelven a su cabeza, no obstante, ella ha preferido hacer las maletas y volar hasta Portugal, donde cumplirá un año sin Álex.

Instagram

Los cambios en la vida de Carolina

En sus redes sociales, la pareja de Álex Lequio apenas ha dado pistas de cómo se encuentra tras su muerte. Aunque en un principio posteó una romántica carta dirigida a él en la que desvelaba cómo se sentía, pocos minutos después la borró sin apenas dejar rastro de ella. La catalana no quiere hacer ruido y está centrada en su vida profesional, en especial en su firma textil, a la cual da giros y novedades siempre que puede. Una nueva línea, diferentes estilos e incluso una tienda en la mejor zona de Barcelona son solo algunos de los pasos que ha ido dando estos meses. El pasado año fue muy duro para ella por la muerte de Álex, alguien al que nadie ha podido olvidar.