Carmen Janeiro siempre se ha mantenido al margen de la vida pública, a pesar de que su familia siempre ha estado en el foco de la noticia.

Carmen Janeiro es el miembro del clan Janeiro más discreto, junto a su hermano Humberto, aunque bien es cierto que hubo una temporada que tuvo una gran dimensión pública, cuando intentó abrirse un hueco en el mundo de la moda y la televisión. Una época en la que recibió el sobrenombre de ‘la Jesulina’.

La hermana de Jesulín de Ubrique se decantó posteriormente por permanecer en un discreto segundo plano y ha sabido gestionar a la perfección su vida personal, consiguiendo, incluso, que sus exparejas no salgan a la palestra y hagan declaraciones sobre cómo fueron sus relaciones o los motivos por los que rompieron.

Hay que recordar que Carmen ha sido una mujer de pocos novios y ha tenido dos relaciones (que se conozcan). Mantuvo una relación de 10 años y otra anterior, que duró seis. Sin embargo, poco se sabe de ellos. La hermana de Jesulín no ha dado detalles sobre su vida personal, pero sí que ha desvelado, en alguna ocasión, que es una mujer de tener pareja: «Me siento a gusto, me gusta estar acompañada y pienso que necesito apoyo», declaró a Hola. 

Su última aparición pública tuvo lugar en julio de 2017 cuando apareció en una boda en Ubrique.

El clan Janeiro ha atravesado muchos problemas en los últimos años y han dado muchísimo que hablar, pero Carmen ha llevado con mucha discreción su vida privada y no ha sido precisamente ella quien ha suscitado comentarios. Todo lo contrario. De hecho, en la última polémica de su hermano Jesulín con un equipo de ‘Socialité’, de Telecinco, ‘la Jesulina’ optará, una vez más, por el silencio y no se pronunciará al respecto. Siempre lo ha hecho así y no se espera que cambie de ‘modus operandi’.

El momento más duro de su vida

Carmen Janeiro siempre se ha decantado por no pronunciarse públicamente sobre los asuntos de su vida, incluso cuando vivió uno de los momentos más delicados y duros de su vida, del que habló públicamente cuando estuvo en vías de recuperación. La hermana de Jesulín de Ubrique estuvo dos años retirada de la vida pública cuando sufrió un accidente doméstico.

Fue un momento muy duro tras caerse en casa estando sola. La hermana de Jesulín de Ubrique se resbaló y se partió la tibia, el peroné y los maléolos. La recuperación duró dos años y durante unos meses tuvo que estar en silla de ruedas, lo que obligó a parte de su familia de permanecer junto a ella las 24 horas del día. Un momento, sin embargo, que le sirvió para calibrar las lealtades de los que la quieren.

«Me afectó mucho anímicamente, porque estaba trabajando en Canal Sur un programa de humor y después hice un programa toreando. Esa etapa me aburría mucho, de verme en una silla de ruedas y dependiendo de que me moviera…», declaró a Hola emocionada, después de pasar uno de los momentos más duros de su vida, que nunca olvidará.

Carmen Janeiro siempre ha mantenido una relación muy cercana con su sobrina Andrea Janeiro.

Una relación cercana con Andrea Janeiro

La más discreta del clan, con permiso de su hermano Humberto, que es piloto de profesión, Carmen Janeiro mantiene una relación estupenda con los miembros de su familia. Está muy unida a su madre, Carmen Bazán, y a sus hermanos, el mencionado Humberto, Jesulín y Víctor, que también ha preferido elegir el camino de su hermana, aunque sí ‘enseña la patita’ de vez en cuando. De hecho, el torero y su mujer, la periodista Beatriz Trapote, sí han rentabilizado sus acontecimientos familiares, pero se han mantenido al margen de los momentos más delicados de la familia a nivel mediático.

Carmen Janeiro es la que mejor se lleva, además, con su sobrina Andrea Janeiro Esteban, que no mantiene una relación precisamente cercana con su padre. La joven ha elegido estar en el mismo bando que su tía Carmen y ha optado por el silencio. A sus 18 años, Andrea se ha ido a estudiar su carrera universitaria al Reino Unido y, aunque tiene redes sociales, no las utiliza en la línea de otras famosas de su generación, que quizás si tienen más pretensiones de convertirse en ‘it-girls’. Su madre, Belén Esteban, ya no habla de ella en los platós ni en eventos públicos porque no quiere que su hija tenga dimensión pública, salvo que ella cambiara de opinión, algo que no parece probable a tenor de los acontecimientos.

Ha tenido la suerte de poder disfrutar de algunos días de vacaciones junto a su sobrina Andrea Janeiro, con la que siempre ha mantenido una relación estupenda.

La hermana de Jesulín de Ubrique también se ha llevado muy bien con Belén Esteban, que en muchas ocasiones ha alabado lo bien que trataba a su hija. Un claro ejemplo es cuando María José Campanario estuvo ingresada en una clínica psiquiátrica y la colaboradora de ‘Sálvame’ se planteó seriamente llamar a Carmen Janeiro para interesarse por su salud. Sin embargo, no lo hizo, aconsejada, entre otros, por Raúl Prieto, director de ‘Sálvame’, y su novio, Miguel. De hecho, siguiendo su consejo, llamó a Jesulín de Ubrique, que no quiso hablar con ella.

Valgo más por lo que callo que por lo que digo es un dicho que se le puede aplicar a la perfección a la hija de Carmen Bazán. ¿Seguirá Carmen Janeiro optando por mantenerse en silencio y no hablar de las polémicas que rodean a su familia?