El que fuera concursante de ‘Gran Hermano’, Carlos ‘El Yoyas’ ha sido condenado a varios años de prisión por violencia machista.


Carlos ‘El Yoyas’ ha vuelto a primera línea mediática este viernesEl Juzgado de lo Penal número 5 de Las Palmas de Gran Canaria (Las Palmas) ha condenado al que fuera concursante de ‘Gran Hermano‘ como autor de siete delitos, seis de ellos consumados en la persona de su hoy exmujer y de sus dos hijos (ambos menores de edad) y un séptimo perpetrado contra la nueva pareja de su ex.
La sentencia, que es recurrible ante la Audiencia de Las Palmas, dice que Carlos de 44 años es autor de un delito de maltrato habitual en el ámbito familiar, por el que lo condena a dos años de cárcel, cuatro años de prohibición para llevar armas, cuatro años de alejamiento e incomunicación con su exmujer y sus hijos y otros cuatro de privación de la patria potestad; cuatro delitos de lesiones en el ámbito familiar. Delitos por los que se le imponen un total de 11 meses de cárcel, la prohibición de portar armas durante dos años y ocho meses y dos años de alejamiento de su exmujer.
Telecinco
Por otro lado, por un delito leve de amenazas sobre la nueva pareja de su ex, Carlos ‘El Yoyas’ ha sido condenado a pagar 540 euros y se le impone la prohibición de acercarse al amenazado durante seis meses y, finalmente, un delito leve de vejaciones a su expareja, por el que deberá pagar 360 euros de multa y estar tres meses sin acercarse a ella ni comunicarse por cualquier medio. Además de estas condenas, la resolución obliga al acusado a indemnizar a su exmujer con 8.000 euros y a sus dos hijos con 4.000 por los daños causados.
Según ha podido saber SEMANA, en la sentencia se relatan hechos muy comprometidos para Carlos. De hecho, en esta constan momentos en los que supuestamente Carlos propinó puñetazos y llegó a agarrar del cuello a la que ha sido su esposa o se recogen mensajes que intercambió en los que la insulta sin ninguna piedad. Diferentes episodios en los que, según su exmujer, existió la violencia, y por los que ahora ha sido condenado.
Problemas que la acusación dice que comenzaron hace varios años y que se han ido sucediendo en el tiempo bajo amenazas o agresiones.