Una vez más, Carla Vigo ha sufrido las consecuencias negativas de ser la sobrina de la Reina Letizia. Ella misma lo ha relatado a través de las redes sociales. “Hoy quiero contar una experiencia que tuve ayer y que fue un poco incómoda”, ha comenzado desvelando en su perfil de Instagram: “Estaba tomando algo con unos amigos y, al salir del sitio, una mujer empezó a hacerme preguntas del tipo: tú sales en la tele y eres la ‘sobrina de’ y esas cosas…”.

«Hay situaciones que son un poco incómodas”

La joven ha recordado que, por lo general, asume bien su papel como rostro conocido: “No tengo ningún problema si alguien quiere una foto o quiere hablar conmigo, pero «hay situaciones que son un poco incómodas”. Sin embargo, las cosas cambian “cuando me estoy tomando un tinto con unos amigos”. En momentos así, cuando disfruta de la compañía de sus familiares o amigos, no lleva tan bien que personas desconocidas se le acerquen para interesarse por su trabajo como actriz o su parentesco con Su Majestad la Reina. En lo relativo a la monarca, la joven se ha mantenido muy discreta y da la callada por respuesta cuando se le pregunta sobre la relación que mantiene con su tía o sus primas.

A pesar de su juventud, Carla Vigo tiene claras las diferencias entre su trabajo como actriz y su papel como sobrina de la Reina Letizia. En lo que respecta a su profesión sobre los escenarios, asume de manera pleno su rol como actriz querida por el público. También cuenta sin pudor lo que acontece en el ámbito privado de su vida, como su reciente contagio por coronavirus o sus citas con amigos. Sin embargo, la exposición mediática a la que ha sido sometida por su parentesco con la mujer de Felipe VI no siempre le resulta cómodo.

Las últimas noticias que hemos tenido de ella ha sido por su contagio por covid. Tras dar positivo en una prueba diagnóstica por Covid-19, Carla Vigo tuvo que pasar una cuarentena de una semana. Para pasarla de la mejor manera posible, la joven decidió irse a casa de su novio, Álvaro, con el que ha estado superando la enfermedad. Fue el pasado 27 de enero cuando contrajo el virus. Y aprovechaba la ocasión para estar junto a su chico, que ha sido el mejor apoyo en estos momentos. Recientemente. Carla compartía una foto junto a él en el baño de la casa en la que han pasado la cuarentena juntos. «Qué bonita me haces la vida ❤️», escribía, feliz, en su perfil de Instagram.