Carla Vigo ha dicho cómo está afrontando las críticas. Reconoce tener facilidades, pero también inconvenientes por ser sobrina de Letizia.


Carla Vigo ha ejercido como imagen de una campaña de ropa, debutando tanto como modelo como actriz. La sobrina de la Reina Letizia ha asociado su rostro a la promoción de las propuestas de moda de la firma andaluza 21Ship & Company y ha grabado un spot que vio la luz y revolucionó las redes sociales. Una labor ante la que se encontraba muy ilusionada, sin embargo, las críticas han llegado poco después. Aturdida con el revuelo generado en redes sociales, la joven ha respondido vía Instagram a todos aquellos que ponen en entredicho su talento. La hija de Érika Ortiz está harta y, por ello, ha dado un puñetazo sobre la mesa: «A lo mejor tengo facilidades, ¿pero qué pasa?». Palabras que inevitablemente ahora copan titulares y es que cada paso que da al frente da mucho que hablar.

Vídeo: 21Ship & Company

Eso sí, hay algo que le enfada soberanamente: que sus seguidores hagan mención solo a ‘sus privilegios’, pero no a todos los inconvenientes que tiene consigo ser quién es. «¿Qué pasa? ¿Qué de la parte oscura no habláis? De verdad, lo que hay que aguantar», apunta. «Y, aparte, ¿qué hay de malo en tener facilidades? Mientras luego yo demuestre que valgo no creo que tenga nada de malo. Y sé que hay mucha gente que me dice que no sirvo para actriz o cosas así, pero es que no me habéis visto actuar y no sois quién para juzgar», añade. De este modo, quiere que no se la prejuzgue, mucho menos por su trabajo, un campo en el que lleva varios años luchando. Ella, por su lado, asegura que hay muchos castings en los que la han rechazado, por lo que ni mucho menos se lo han puesto fácil.

Foto: Instagram

No obstante, no es el único motivo que le ha hecho alzar la voz últimamente. No se mostró satisfecha con que se la comparara con su tía Letizia, ya que ambas han lucido un vestido rojo en ocasiones importantes. Cabe recordar que la esposa de Don Felipe optó por una pieza de Lorenzo Caprile en la boda de Federico y Mary de Dinamarca en 2004, al igual que ahora Carla Vigo, quien aparece en el anuncio ataviada con un vestido vaporoso en color rojo. Entonces, la joven puso el grito en el cielo, dejando claro que para ella las comparaciones son odiosas. 

Instagram

En este vídeo que dura más de seis minutos, pudimos descubrir las dotes interpretativas de Carla Vigo, quien lleva peleando con ahínco para hacerse un hueco en el mundo de la interpretación. En su ferviente lucha, la sobrina de Letizia hizo las maletas hace unos meses rumbo Alemania, donde practicó el idioma y además fue en busca de nuevas oportunidades. Tiempo después volvió a España y, según pudo saber SEMANA, se puso manos a la obra para encontrar un piso que le enamorara para independizarse. Poco a poco ella está dando pasos en su vida, ya que tiene claro que luchará pase lo que pase y pese a quien le pese por sus sueños.