La novia de Diego Matamoros sufrió el pasado jueves un robo con violencia en la puerta de su casa en Madrid.


Carla Barber ha vivido esta semana uno de los episodios más desagradables de su vida. Tal y como ella misma ha explicado a través de sus redes sociales, la cirujana sufrió el pasado jueves un robo con violencia en la puerta de su casa en Madrid. “Anoche al entrar en mi portal dos chicos me estaban esperando dentro escondidos. Al subir las escaleras me atacaron por la espalda y me hicieron la llave del ‘mata león’ hasta dejarme inconsciente al cortar el riego sanguíneo a mi cerebro presionando la arteria carótida”, explicaba.

Con un relato estremecedor, la novia de Diego Matamoros aseguraba que no sabía cuánto tiempo había estado inconsciente, pero consiguió levantarse y salir a la calle gritando. Un enorme susto que ha provocado que sus familiares estén más cerca que nunca con ella. Así, Kiko Matamoros no ha dudado en mandarle unas cariñosas palabras para animar a su  nuera y además daba más detalles sobre el violento asalto que ha sufrido.

Foto: @dr.carlabarber

«Estaban esperando en el portal de su casa, o sea que sabían exactamente dónde vivían. La policía puede tener sospechas por dónde vienen los tiros», explicaba el colaborador de ‘Sálvame’. Esta afirmación llega tan solo unas horas después de que Carla Barber confirmara que después de conseguir levantarse pudo alcanzar a los asaltantes (Que habían salido huyendo) y así memorizar la matricula, el modelo y color de coche.

Se trata de un ataque que ha dejado leves secuelas en la cirujana. A pesar de la gravedad del asunto y de que los asaltantes consiguiera llevarse alguna que otra pertenencia, lo cierto es que la canaria da las gracias por seguir viva. «Estoy bien. Tengo lesiones en cuello y lengua y dolor al tragar y al hablar. Lo extraído (joyas y bolso) carece de importancia, al fin y al cabo es solo dinero«, recalcaba.

Kiko Matamoros solo tiene elogios para Carla Barber

Kiko Matamoros siempre ha tenido bonitas palabras para la novia de Kiko Matamoros desde que se hiciera pública su relación. Así, ante este duro episodio, el también colaborador de ‘Viva la vida’ se ha desecho en halagos con la cirujana: «Me parece que ella ha demostrado el perfil que es de mujer fuerte, por su reacción, porque otro se viene abajo. Que estén tranquilo, porque Carla tiene razón, lo perdido son cosas materiales, y ahora se trata de esclarecerlo todo».

Esto tan solo evidencia una vez más la estupenda relación que mantiene el colaborador con su hijo y su chica. Hace tan solo unos días, Kiko Matamoros y Marta López se ponían sus mejores galas para salir a cenar junto con parte de sus hijos para celebrar las buenas noticias sobre su estado de salud. Además de Laura Matamoros, acompañada por su pareja, Benji Aparicio, también estaba Diego Matamoros, acompañado por su novia, Carla Barber.

Kiko Matamoros está pasando por su semana más difícil

Redes sociales

El colaborador, que hace tan solo dos días recibía el alta tras someterse a una intervención quirúrgica, se sentaba en ‘Sábado deluxe’ y ‘Viva la vida’ para hacer frente a todas las polémicas en las que se ha visto salpicado y explicar el origen de la mala relación que tenía con su hija pequeña.

Ocurrió hace unos meses cuando el colaborador vio una foto de Anita Matamoros en el barco del ex de Makoke (y padre de Javier Tudela), algo que no comprendió y que no le sentó bien. «Una de las denuncias que Makoke le hace a este señor (su ex) es por un tema en el que se podían haber producido lesiones de mi hija cuando estaba en el seno materno. Para mí, como padre, es tremendamente doloroso, no sé si mi hija lo puede entender”, admitía con la voz entrecortada.

Tras esto, Kiko Matamoros insistía en que estaba encantado con que los dos hermanos tuvieran relación. Sin embargo, le dolió «ver a mi hija en el barco de ese señor”: “Como padre no es que me defraude, pero me duele mucho porque han sido 20 años complicados con problemas judiciales”. Ante esto, el colaborador de Telecinco llamó a su hija y a juzgar por su reacción, parece que la joven no le entendió. “No coincido en la concepción de dignidad que tiene su madre ni en la concepción que tiene de una educación correcta. Tiene derecho a entender las cosas como quiera pero que entienda mi derecho a no entenderlo, a compartirlo y a sufrirlo”, decía con lágrimas en los ojos.