Vídeo: Europa Press

Candela Peña vuelve a pedir trabajo y deja claro que de premios no se come

Candela Peña ha explicado que recibir premios está muy bien, pero que ella necesita trabajo, que es lo que le da dinero, lo que le permite comer y tirar adelante en un mundo muy complicado cargado de incertidumbre e inestabilidad. Vea el vídeo

Candela Peña no es de las que se guarda lo que piensa, lo que popularmente es conocido como no tener pelos en la lengua. La actriz no tiene filtro y ahí reside parte de su encanto y atractivo para el público. Pese a ser una de las intérpretes más aplaudidas de nuestro país, de contar con Premios Goya adornando su casa y de que la crítica la alce como uno de los talentos más admirados de nuestro país, ella sigue pidiendo trabajo. Candela Peña lo ha vuelto a hacer y es que cuando ha recogido un nuevo premio, esta vez el Premio Platino, ella ha aprovechado la ocasión para dejar claro que de premios no se come, que las estatuillas alimentan el ego, que están muy bien, pero que no ayudan a llenar la nevera, a asegurar su porvenir y darle esa seguridad económica que tanto ansía pese a ser una de las actrices más reconocidas de nuestro cine.

“Emoción, sí, porque en las carreras no es todo oro lo que reluce, mi representante hace mucho por mí, me emociona que esto nos lo dan hoy, pero tengo que trabajar”, asegura Candela Peña, que en el último año se ha dejado mucho ver por los medios de comunicación, eso sí, se queja de que era para promocionar los trabajos que hizo en el año anterior, pero que este año ha encontrado de nuevo la sequía que tanta angustia le provoca y que se agudiza al ir a una entrega de premios, salir con una estatuilla y dar la impresión de que todo le va divinamente, cuando en su interior lo único que desea es que le ofrezcan de nuevo otro trabajo. Vea el vídeo superior para escuchar a la actriz pedir trabajo con la gracia que le caracteriza, pero con la seriedad que requiere un tema tan importante.

Candela Peña
Redes sociales

Además, está el tema de los galardones y es que parece no gustarle tanto que le recuerden que es poseedora de tres Premios Goya, porque eso puede dar caché, pero no dinero y al final eso es lo que le asegura un porvenir: “Creo que las cosas no funcionan así, del último hace muchísimo, no porque te hayan dado premios o porque seas muy guapa y te lo digan mucho, vas a llegar a un sitio esperando a que te lo digan”, equipara la actriz, que sigue luchando por encontrar un nuevo trabajo, dejando a un lado tanto premio y tanta promoción.