Sara Carbonero, Iker Casillas y sus hijos han pasado un día en familia en el río Duero que la propia periodista ha compartido en sus redes sociales.


Sara Carbonero y su familia disfrutaron del día más mágico del año, el día de San Juan, en Oporto. Tan solo unas horas después iniciaron un plan envidiable, pues su marido, Iker Casillas y sus dos hijos disfrutaron del sol en una embarcación que surcaba el río Duero, tal y como se pudo ver en la instantánea que la periodista compartió en sus redes sociales. En ella, aparecía uno de sus pequeños, quien tan solo tiene cuatro años y quien posaba en la fotografía realizando una voltereta en la parte delantera del barco. «Feliz San Joao«, escribió la presentadora. Una imagen que ha conquistado a muchos de sus seguidores como Mónica Carrillo y Ona Carbonell y que Sara Carbonero acompañó de algunos hashtag que dejaban claro lo mucho que había disfrutado de este día: «Día especial«, «Día feriado» o «Lucaslocura» son solo algunos de ellos.

Precisamente la etiqueta en la que hacía referencia a su hijo dejaba claro que, aunque tiene sus trastadas, es puro amor. Así lo revela también la confesión que la propia Carbonero hizo en sus redes sobre su primogénito el día de su cumpleaños: «Hoy, al despertarse me ha dicho que ya era muy mayor, porque con dos años no le gustaba el huevo frito ni los champiñones, ahora sí. ¿Qué más cosas no hacías con dos años y que ahora ya consigues hacer?, le he preguntado. No hablaba bien, mamá, entonces ya pensaba que te quería mucho pero no te lo podía decir».  Y es que Sara e Iker están muy unidos a sus dos hijos y, sin duda alguna, forman el tándem perfecto.

sara carbonero

No obstante, esta no fue la única foto de Sara en este día para recordar. Sara también compartió con sus followers una imagen sobre el barco en el que, además de estar guapísima y hacerse evidente el estilo que posee, se definió como ‘afortunada‘. Igual de activo se mostró, por su parte, Iker Casillas, ya que también hizo públicas algunas imágenes de este día en sus redes sociales. El exguardameta estaba encantado con las vistas que pudo divisar en su paseo, más aún si se tiene en cuenta que acaba de tomar una de las decisiones más trascendentales de su futuro profesional en las últimas semanas.

iker casillas

La decisión de Casillas sobre su futuro

El jugador de fútbol reveló que había decidido no presentarse a la presidencia a la presidencia de la Federación Española de Fútbol (RFEF), pues considera que es el momento de sumar y de no dividir. Una determinación que ha sorprendido a muchos, ya que Iker se mostraba muy ilusionado con esta nueva andadura laboral que le iba a acercar a España de nuevo. «El principal motivo que me ha llevado a tomar esta decisión es la excepcional situación social, económica y sanitaria que está sufriendo nuestro país, esto hace que las elecciones pasen a un segundo plano (…) Es momento de sumar y no dividir porque el fútbol y la sociedad lo necesitan y en el ámbito deportivo y federativo hay que centrarse en cómo ayudar a jugadores, clubes, competiciones y unas elecciones solo desgastarían y harían que enfocásemos nuestros esfuerzos en algo que hoy no es fundamental», dijo Casillas.

Continúan con su vida en Oporto

La pareja continúa con su rutina habitual en la ciudad portuguesa en la que residen desde hace algunos años y siguen realizando planes de ocio con amigos y familia. El último de ellos, además de este paseo por el Duero, fue pasar algunos días en un hotel low cost con vistas al río. El lugar elegido por Sara y los suyos para disfrutar de las buenas temperaturas de la ciudad portuguesa es ‘Duas Portas’, «un proyecto familiar que nace del verdadero deseo «portuense» de acoger en casa». Un hotel ‘low cost’, perfecto para parejas, en el que Sara y el exdeportista  disfrutaron de unas increíbles vistas por 124 euros la noche y justo al lado de la playa. De estilo minimalista, sus habitaciones son sencillas, luminosas y algunas de ellas ofrecen vistas al mar o al río Duero. El edificio, ubicado a solo diez minutos del centro de Oporto, cuenta con un pequeño jardín que Sara Carbonero ha inmortalizado en su cuenta de Instagram.
Tanto Sara como el excapitán del Real Madrid son unos verdaderos embajadores del estilo ‘slow life’. Esta corriente cultural, -que la presentadora también promueve en la empresa de moda que regenta junto a Isabel Jiménez-, apuesta por la calma en todas las actividades humanas. Asimismo, propone tomar el control del tiempo en vez de someterse a su tiranía, dando prioridad absoluta a todas aquellas actividades que se centran en la relación y el desarrollo entre las personas. Para los seguidores del ‘movimiento lento’, lo más importante es tener el tiempo necesario para disfrutar de pequeñas actividades cargadas de valor, como estar con la familia, cocinar, pasear o relajarse.