Borja Thyssen y Blanca Cuesta han viajado a la isla pitiusa junto a sus cuatro hijos. Lo hacen tras el fallecimiento del padre de Borja, Manolo Segura


Han sido unas semanas complicadas para Borja Thyssen. A finales del mes de junio, su padre biológico, Manolo Segura, perdía la vida a consecuencia de un cáncer. Ni Tita Cervera ni su hijo, Borja Thyssen, pudieron estar en el tanatorio despidiéndose de Manolo Segura y arropando a su familia debido a que les pilló fuera de Madrid. Ahora, Borja pone tierra de por medio y se marchado junto a Blanca Cuesta y sus hijos a disfrutar de unos días de Ibiza y Formentera, dos de sus lugares favoritos y donde cada año es habitual verlos disfrutar de estos enclaves únicos en las Baleares.

Borja Thyssen y su familia se han marchado a Ibiza

En sus primeras vacaciones tras la irreparable pérdida de su padre, es la primera vez que nos encontramos a Borja Thyssen tras el fallecimiento de Manolo Segura. Desde su muerte no se ha dejado ver y ha guardado silencio absoluto en torno a la muerte. Tras ese momento complicado, Borja y Blanca han tomado la decisión de retomar la normalidad acudiendo a su lugar habitual de vacaciones, Ibiza. Borja ha arrancado junto a su familia sus habituales vacaciones en Ibiza donde no han faltado sus cuatro hijos, Sacha, de 12 años, Eric, de 10, Enzo, de 8, y Kala, de 5.

La familia al completo se ha dejado ver en el puerto donde han cogido una embarcación para poner rumbo a su primera parada de estas vacaciones. Quien no le ha acompañado en esta ocasión ha sido Tita Cervera, aunque probablemente se una a ellos durante los próximos días. Aunque también cabe recordar que durante la pandemia, la baronesa Thyssen estuvo en Andorra y estaba decidida a evitar las aglomeraciones. Sobre todo teniendo en cuenta que es una persona de riesgo y los sanitarios recomiendan que en la medida de lo posible se eviten las aglomeraciones actualmente. Por lo que también puede que este verano no la veamos disfrutando junto a su hijo.

Una mini escapada a la isla vecina, Formentera, junto a unos amigos

Durante su estancia en Ibiza, el matrimonio también ha hecho una escapada a la isla vecina, a Formentera. En esta ocasión sin sus hijos, pero sí que bien acompañados por un grupo de amigos han disfrutado de las cristalinas aguas de Formentera. Además, se han dejado ver fotografiándose en uno de los bancos de madera más fotografiados de todo el lugar en el que puede leerse #nohayveranosinbeso. Juntos en pandilla han posado en dicho banco mientras dejaban constancia del buen día que estaban pasando a juzgar por sus risas y lo divertidos que se encontraban. Os dejamos todas las fotografías de los primeros días de vacaciones de Borja Thyssen y Blanca Cuesta junto a sus hijos en Ibiza, uno de sus destinos favoritos.