Bigote Arrocet ha plantado a Alexis Ledgard, su hijo, que le ha demandado para demostrar de forma judicial que es hijo legítimo y biológico del afamado cómico chileno. Los problemas se le acumulan a Edmundo Arrocet después de romper con María Teresa Campos y es que ha coincidido en el tiempo su revés sentimental con el judicial, planteando la misma estrategia para ambos asuntos: poner tierra de por medio y dar la callada por respuesta.

Bigote Arrocet ha preferido instalarse en Londres con sus hijos, con los que ha pasado las Navidades en la capital británica. Lleva allí desde entonces, aunque su regreso ya es inminente. Eso sí, no lo ha adelantado para asistir a la prueba de ADN que el juez le ha solicitado para este martes a las 13:30 horas en el Instituto Nacional de Toxicología de Las Rozas, Madrid. Unas pruebas que servirían para determinar su parentesco con Alexis Ledgard, que dice ser su hijo biológico y así trata de demostrarlo mediante un procedimiento legal.

Un mero trámite, dado que el propio Bigote Arrocet ya ha manifestado públicamente que Alexis Ledgard es hijo suyo, aunque nunca se ha formalizado esta situación de manera legal, lo que le dejaría fuera de una futurible herencia y privilegios como hijo legítimo del cómico. Cuando logré reconocerse legalmente que Alexis es hijo suyo de plenos derechos, el ex de María Teresa Campos tendrá legalmente cuatro hijos.