Tres días después de anunciar su separación, el presentador y su ex vuelven a su día a día… cada uno por su lado.


Apenas han pasado tres día desde que Bertín Osborne anunciara su separación de Fabiola Martínez. Después de 20 años y dos hijos en común, la pareja ha decidido poner fin a su relación. Los dos han dejado claro que se trata de una decisión muy meditada, en la que no ha habido terceras personas. Llevaban tiempo mal y, según ha revelado la venezolana en SEMANA, han intentado salvar su matrimonio por todos los medios, «pero no ha podido ser».

«La convivencia es complicada y más cuando estamos cada uno lado. Además, el carácter de los dos… Todo influye«, ha confesado la exmodelo en conversación con esta revista. «Las cosas no pasan de un día para otro. Los dos hemos hecho todo lo posible por mantener el matrimonio, pero no ha podido ser. Cuando algo así sucede, cuando un matrimonio se separa hay una responsabilidad compartida. No significa que no haya amor , que no haya cariño y que no haya respeto. Hemos decidido que era lo mejor para los dos… y a ver». Lo cierto es que Fabiola y Bertín llevaban mucho tiempo distanciados. Él, inmerso en las grabaciones de sus programas de televisión, pasaba mucho tiempo fuera del domicilio familiar, en Madrid, donde la mayoría de las veces ella permanecía con sus hijos sin la compañía del presentador.

La pareja llevaba mucho tiempo distanciada

«Bertín y yo hacía bastante tiempo que por su trabajo tampoco estábamos todo el tiempo. El confinamiento ha sido el tiempo que más tiempo juntos hemos pasado seguidos», ha admitido Fabiola. Esos 99 días de aislamiento por el coronavirus ha sido el periodo más prolongado que habían pasado en familia de los últimos tiempos. «Ha sido casi como un regalo porque nos ha dado la oportunidad de convivir intensamente», ha detallado.

Las declaraciones de Fabiola Martínez explican por qué cada uno se muestra tan sereno apenas tres días después del anuncio de su ruptura. Era algo que estaba más que asumido. HAce 24 horas veíamos a Bertín visitando el hogar familiar en la capital «para ver a los niños». En su reencuentro las cosas acontecieron de manera tranquila: «Hemos hablado de muchas cosas, pero todavía tenemos que darles forma. Básicamente ha venido para estar con los niños, que le echaban mucho de menos». Este miércoles cada uno retomaba sus respectivas rutinas. La vida continúa… Así, mientras Fabiola comía en un restaurante madrileño en compañía de unos amigos, el presentador se encontraba en Sevilla preparando la nueva entrega de ‘El Show de Bertín’, el programa que presenta cada semana en Canal Sur.

GTRES

En su salida por el centro de la capital, Fabiola ha evitado hacer más comentarios sobre el fin de su idilio. Como él ha anunciado, ya está todo dicho. Poco más hay que aportar a una historia que ya está finiquitada. Ahora lo que queda por resolver es cómo se apañarán en el futuro respecto al cuidado de sus dos niños, las casas o la Fundación Bertín Osborne, de la que Fabiola es Presidenta.

Fabiola Martínez: «Ya he pasado mi proceso, el miedo a la incertidumbre»

«Todavía no nos hemos organizado. Hay buena relación, hay buena comunicación. Él vendrá a ver a los niños. Esta sigue siendo su casa«, ha recordado la venezolana. Y aunque «siempre da mucha pena que se separe una pareja», ha destacado que ya lo tiene asumido. «Ya he pasado mi proceso, el miedo a la incertidumbre o la tristeza».

Telecinco

Bertín Osborne, por su parte, ha sido más esquivo con los medios. En sus últimas apariciones públicas se le a visto con el semblante serio, pero mantiene el tipo. Este miércoles, en su espacio de la cadena autonómica andaluza, compartía con la audiencia una importante reflexión con su invitada, Shaila Dúrcal, hija de la desaparecida Rocío Dúrcal: «Uno tiene que intentar hacer lo que le hace feliz». En esta nueva etapa como hombre soltero, el cantante y presentador seguirá pasando largas temporadas en la finca que tiene en la capital hispalense. Una casa de más de 2.100 metros cuadrados construidos, 41 hectáreas de terreno, 8 hectáreas de olivares, y seis edificios que adora y que considera su refugio.

Vídeo: Europa Press

Vídeo: Europa Press