Horas después de hacer pública su decisión de separarse de Fabiola Martínez, el presentador sigue adelante con su día a día y sus compromisos profesionales.


Este fin de semana nos sorprendía la noticia de la separación de Bertín Osborne y Fabiola Martínez. Después de 20 años juntos y dos hijos en común, el presentador y la exmodelo han decidido poner punto y final a su relación. Una noticia que anunciaba el cantante y conductor televisivo mediante un comunicado. En él destacaba: «No hay un motivo concreto, sino problemas de convivencia. No hay, ni ha habido terceras personas que nos hayan motivado a tomar esta decisión y si la dificultad de convivir con nuestras distintas personalidad. No hay terceras personas. Yo confieso que soy complicado en el día a día y asumo toda la responsabilidad en los motivos que han dado lugar a esta decisión. De Fabiola solo puedo decir que es una persona maravillosa, gran compañera, estupenda mujer y como madre, es literalmente única Espero que, aunque vivamos separados, sigamos unidos en la amistad de nuestras familias»

Fabiola, por su parte, no ha tardado en ofrecer explicaciones sobre la decisión de la pareja. Este lunes respondía serena y muy atenta con la prensa a las principales interrogantes sobre este inesperado punto y final. Según la venezolana, no estaban «al 100% bien» y la convivencia y el «desgaste» había deteriorado su idilio. «Era algo que no nos merecíamos ni él ni yo”, admitía. Se trata de una decisión meditada («lo hemos pensado mucho»), pero aún no saben cómo serán las cosas en el futuro: «Todavía no nos hemos organizado». Así pues, no saben «cómo lo vamos a hacer». Tras mucho hablarlo, ambos se dieron cuenta de que necesitaban tomarse «un tiempo» para darse cuenta de qué es exactamente lo que les «faltaba». A día de hoy, «hay buena relación, buena comunicación y mucho cariño».

Fabiola Martínez ha comenzado un Máster universitario

Cuando solo han pasado unas horas del anuncio de su ruptura, Bertín Osborne y su todavía esposa continúan adelante con sus vidas a pesar del revuelo mediático. Tal y como ha destacado Fabiola ahora toca «caminar». Ella ya ha empezado a seguir su propio camino. Y ha tomado pequeñas decisiones que seguro la ayudarán a dar nuevos aires a esta etapa de transición: «Estoy intentando hacer esas cosas que quería hacer y no hacía por falta de tiempo o por atender a la familia». Entre esas ‘asignaturas pendientes’ ha decidido ponerse a estudiar un Master en Administración de Empresas. También estudia «programación neurolingüística». Conocimientos que, en definitiva, desea «aplicar» en la fundación que preside, la Fundación Bertín Osborne.

Bertín, por su parte, sigue adelante con sus quehaceres cotidianos, ocupados en su mayor parte por sus compromisos profesionales. En la actualidad presenta ‘El show de Bertín’ en Canal Sur, donde está cosechando buenos resultados de audiencia. También se pone al frente de ‘El show de Bertín’, que en la actualidad está fuera de la parrilla y se emite en Telecinco. Este lunes se le ha fotografiado en Sevilla mientras hacía gestiones relacionadas con el trabajo.

GTRES

Aunque tenía el rostro cubierto por una mascarilla, a Bertín Osborne se le adivinaba el semblante serio y el ceño fruncido, lo que es una evidente señal de preocupación. El empresario ha procurado mantenerse calmado tras anunciar la ruptura con la madre de sus dos hijos pequeños, pero la procesión va por dentro. En un mensaje enviado a la redacción de ‘Sálvame’ ha explicado que «es una tristeza que esto ocurra, pero si se desarrolla así va a ser mejor para todos».

«No hay más que lo que se ha explicado”, ha recalcado Bertín. También ha manifestado su gratitud ante el interés, «el cariño» y el respeto que han mostrado los medios: “Gracias por el interés, prometí que no íbamos a hablar del tema». Cree que con el comunicado emitido durante el pasado fin de semana ha sido suficiente para abordar una cuestión tan personal como el fin de su matrimonio: “Está todo dicho y está bien explicado porque no hay más que lo que hay”. En ese sentido, las palabras más reveladoras las ha pronunciado Fabiola: «Por su trabajo Bertín y yo hacíamos vidas que tampoco estábamos todo el tiempo… Hay momentos en los que sientes que el cariño, el amor, es más fraternal. Yo le quiero, él me quiere. Pero no siempre es suficiente para mantener un matrimonio».