Belén Rodríguez tiene ya ganas de sentir el calor de los focos de un plató, pero deberá esperar y es que una aparatosa caída se ha interpuesto entre sus planes, obligándola a guardar reposo. La colaboradora de televisión fue operada la semana pasada tras sufrir una rotura de tibia y peroné y aún se encuentra convaleciente de su paso por el quirófano. Con sus capacidades motoras mermadas por la caída en la ducha, la paciencia es su mejor aliada, como así confiesa la propia Belén Rodríguez en exclusiva para la revista SEMANA. Sin embargo, ha encontrado también un gran aliado en Kiko Hernández, su amigo, con el que se ha mudado a vivir durante unos días para hacerle la convalecencia más llevadera y dejarse mimar en todo lo que necesita.

Así lo ha asegurado Jorge Javier Vázquez, quien también le ofreció su casa para instalarse mientras se recupera de las secuelas de la caída y la consecuente operación a la que ha sido sometida. El presentador de ‘Sálvame’ asegura que su amiga está encantada con la valía mostrada por Kiko Hernández como enfermero y cuidador. Belén Rodríguez se mudó a casa del colaborador nada más recibir el alta hospitalaria y así tener sus necesidades básicas cubiertas.

Gtres
Gtres

La estrecha amistad entre Belén Rodríguez y Kiko Hernández más allá de los platós de televisión se hace evidente ahora con este gesto altruista. El colaborador no atraviesa un buen momento personal tras la muerte de su íntima amiga Begoña, dueña del Bingo Las Vegas con el que colabora. Para él era como una segunda madre y su muerte, unido al de Mila Ximénez, le ha sumido en la tristeza. El tenderle la mano ahora a Belén también le ha ayudado a evadirse de sus propios pensamientos negativos, a tener una tarea en mente durante los días que ha permanecido alejado de los focos para recuperar el equilibrio personal. Dos amigos que aúnan fuerzas ante sus respectivas fatalidades y que parecen haber formado un buen equipo para quitarse las penas uno al otro. Pero no están solos.

Gtres
Gtres

Rocío Carrasco y Fidel Albiac entran en escena

Además de tener a Jorge Javier Vázquez pendientes de ellos en todo momento, Kiko Hernández y Belén Esteban también han podido relajarse compartiendo mesa y mantel con Rocío Carrasco y Fidel Albiac. Así lo cuenta el propio presentador de ‘sálvame’, que asegura que el matrimonio ha visitado la casa de Kiko para almorzar con ellos y compartir risas y confidencias. No hay pruebas de su encuentro y es que se han negado a tomarse una foto que evidenciase su cita. Han sido fieles al deseo de la pareja de seguir alejada de los medios hasta que se emita la segunda parte del documental de Rocío Carrasco, cuya fecha aún no se ha fijado en la parrilla de Mediaset.

Foto: EP
Foto: EP