La colaboradora fue, con permiso de Anabel Pantoja, una de las protagonistas de la fiesta posterior a la ceremonia.


No ha querido faltar Belén Esteban a la celebración por la boda de su amiga Anabel Pantoja con Omar Sánchez. La colaboradora reunió a familiares y amigo en la isla La Graciosa en una sonada jornada en la que la de Paracuellas fue una de las grandes protagonistas. «El alma de la fiesta», así la denominó unos de los invitados. 

Luis Miguel González

Pocas horas después del enlace, Belén Esteban se dejaba ver maleta en mano en la zona del puerto dispuesta a subirse a una embarcación. Optaba por un cómodo conjunto compuesto por leggins, camiseta blanca y zapatillas. Ha sido una de las primeras en abandonar la isla rumbo de nuevo a la capital. El resto de los invitados continuaba con un fin de semana de fiesta almorzando junto a los recién casados.

La colaboradora fue, sin duda, unas de las protagonistas de esta celebración con permiso de Anabel Pantoja. Disfrutó al máximo, estaba feliz por acompañar a su amiga en este gran día, y no dudó en darlo todo durante la fiesta. En más de una ocasión cogió el micrófono y animó a los invitados a bailar cuando sonaban conocidas canciones. «Vamooooos», se le escuchaba decir en algunos de los vídeos que han trascendido en redes.

Luis Miguel González

Para la ocasión, Belén Esteban brilló con un favorecedor diseño de Virginia Abzueta. Una apuesta en el que se mezclaban los bordados con una botonadura central y un escote en uve. Un estilismo firmado por Manuel Zamorano. Llevaba su melena suelta con unas ligeras ondas y un maquillaje muy sencillo. Completó su outfit con unas cómodas mallorquinas perfectas para una boda en la playa.

Una gran fiesta

La celebración se prolongó hasta altas horas de la madrugada y fue una auténtico éxito. Anabel Pantoja estaba radiante y protagonizó uno de los momentos más destacados cuando se lanzó a cantar a dúo junto a su prima, Isa. Ambas rindieron tributo a Isabel Pantoja entonando con mucha pasión y sentimiento, como acostumbra a hacer la artista, uno de sus temas más míticos, ‘Así fue’. 

Instagram

La sobrina de la tonadillera lució un segundo diseño para la fiesta posterior al banquete. Durante la ceremonia optó por un ‘naked dress’ firmado por la firma Rue De Seine con bordados florales, mientras que para el segundo ‘look’ apostó por la sencillez. Esta vez eligió un diseño de inspiración lencera de tirante fino y con un pronunciado escote. Otro de los momentos que nos deja el enlace se vivió cuando Anabel entregó su ramos de novia a una buena amiga, Susana Molina. Justo en ese instante ambas se fundieron en un emotivo abrazo cuando sonaba la canción ‘Amiga mía’ de Alejandro Sanz.