Después de 11 años, Al Bano ha vuelto a sentarse en el ‘Deluxe’ para dar respuesta a todos los frentes que tiene abiertos en España a raíz de que Patricia Donoso sacara a la luz que habían tenido un idilio. Antes de entrar en materia, el cantante ha tenido unas palabras para Lydia Lozano, quien ha tomado la decisión de no acudir a su puesto de trabajo. El italiano ha sido muy duro con la periodista y ha dejado claro que el único que le tiene que perdonar es Dios. 

al bano
Mediaset

Al Bano ha regresado al ‘Deluxe’ y en esta ocasión ha preferido no vetar a nadie, aunque Lydia Lozano no se ha visto con fuerza para ir a su puesto de trabajar y enfrentarse a la entrevista. El cantante ha dejado claro que a día de hoy no tiene nada en contra de la periodista puesto que ya ha pasado página. «El dolor que ha causado ha sido demasiado. El perdón se lo tiene que dar Dios, no yo. He olvidado todo», insistía.

El italiano ha reaccionado en directo a las imágenes de Lydia Lozano en la que se derrumbaba por completo al conocer que se sentaría en el ‘Deluxe’. Ante esto, sin titubear, Al Bano la ha acusado de ser una persona de lágrima fácil. «Tiene las lágrimas como en el mes de marzo la lluvia. Tiene las lágrimas como si fuera una fábrica», arremetía. Además, le lanzaba una sonora petición: «He olvidado todo, que haga su vida, que se olvide de mi como yo me he olvidado de ella«.

al bano
Mediaset

Al Bano también ha echado la vista atrás y ha recordado el polémico momento en el que Lydia Lozano afirmó con rotundidad que su hija, Ylenia Carrisi, estaba viva. Sobre esto, el italiano cuenta que habló de ella «sin saber la verdad» y sin llamarle para corroborar lo que estaba diciendo. «Me parece una gran actriz«, prosigue. «El caso de Lydia es único porque otros periodistas no han hecho lo mismo. Menos un periodista del telediario de la RAI, era muy conocido, que dijo que tenía a mi hija encerrada en casa por hacerme publicidad. Lydia solo quería publicidad, está haciendo una película de todo esto. Para mí lo importante es que se olvide de todo este asunto», insiste.

Sus cariñosas palabras hacia Romina

Por otro lado, Al Bano también ha querido hablar de forma cariñosa sobre su exmujer y madre de sus hijos, Romina Power. El cantante cuenta que su matrimonio llegó a su fin, aunque se alegra que haya seguido con su vida y se hayan reencontrado en los escenarios. «Hay que tener cordialidad, de vez en cuando actuamos juntos», cuenta. Le tiene un gran cariño a la cantante y confiesa que ha sido su musa a la hora de componer canciones. «Fue un amor de serie, escribía todos los días solo con mirarla. Nos queríamos como los ingleses querían a la Reina Isabel II. Hemos hecho grandes cosas en la vida y en el escenario», cuenta. Sobre cómo afecto la extraña desaparición de su hija al matrimonio, el italiano prefiere no ahondar en el tema y se muestra afectado. «Sé lo que le pasó a mi hija perfectamente, pero Romina no lo ha aceptado. Le pregunté a Dios por qué me había pasado esto a mí. Perdí la fe. Es una herida que nunca se cierra», asevera.