La última decisión de Marta Riesco sobre dejar la televisión tras visitar la clínica López Ibor, especializada en salud mental, ha trastocado a todos. Tras cubrir en Vitoria el tema de Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia, la periodista de ‘El programa de Ana Rosa’ cogía su coche de vuelta a Madrid. En la capital no solo tenía la obligación de cumplir con su colaboración en ‘Ya son las ocho’, sino que acudió a última hora del día a la clínica López Ibor.

Marta Riesco fue fotografiada y grabada, pero ella prefirió no desvelar el motivo que le había llevado hasta allí. Lo cierto es que unas horas después, se anunciaba que se había cogido la baja laboral en medio del revuelo mediático que ha ocasionado la confirmación de su relación con Antonio David Flores. «No estoy bien», reconocía en una entrevista con ‘Look’. La periodista cree que «el acoso y derribo» al que ha sido sometida «desde el día que dije que dije que estaba enamorada de Antonio David Flores» la ha hecho llegar a una situación límite. Hace apenas unas horas, agobiada por la presión, acudía junto a un familiar a la Clínica López Ibor de Madrid, especializada en salud mental.

María Patiño, este mismo jueves, en el plató de ‘Lemon Tea’, lanzaba una idea que era también apoyada por Gema López. Y es que aseguran que la decisión de Marta Riesco de cogerla la baja laboral podría ser una estrategia de cara a la demanda que ha interpuesto contra Anabel Pantoja. «Todos tenemos un respecto absoluto por los temas vinculados por la salud mental. Yo quiero pensar que esto no sea una estrategia para solicitar una indemnización por daños psicológicos», apuntaba María Patiño este pasado jueves en ‘Lemon Tea’.

¿Acudir a la clínica López Ibor es una estrategia de Marta Riesco?

Marta Riesco clínica
© Europa Press.

De esta forma, la decisión de Marta Riesco de acudir a la clínica de salud mental podría pasar por una estrategia que tiene pensaba de cara al futuro judicial que está a punto de abrir contra Anabel Pantoja. Con ella se enfrentó hace unos días en pleno directo en ‘Sálvame’. 

De esta forma, Marta podría demandarla por su derecho a la intimidad, y no contra su honor, ya que tendría que demostrar que de lo que se le acusa es mentira. Sin embargo, al ser cierto, la colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’ alegará que lo que se ha filtrado es algo que le afecta a su intimidad. Y el hecho de haber acudido a esta clínica especializada en salud mental y acto seguido cogerse la baja podría ser el primer paso.

Una guerra que ya está servida

El hecho de que la sobrina de Isabel Pantoja haya hablado ante las cámaras de la tórrida escena sexual que presenció en Cantora entre dos mujeres -una de ellas, según su relato, era Marta- sacó de quicio a la novia de Antonio David Flores, quien anunció que tomará medidas legales y que desea verla «en el banquillo como a su tía».

«Está ya la demanda… Se está haciendo la demanda. Supongo que en breve le llegará. Me parece un tema muy serio y muy comprometido lo que hizo y lo que me hizo. Son ya tres años desde la primera vez que se pronunció sobre el tema. Creo que se puede jugar con muchas informaciones, pero hay cosas con las que no se puede jugar y esta no se puede permitir», zanjaba.