A pesar de que Carlos Navarro, ‘El Yoyas’, había interpuesto un recurso contra su condena de casi seis años de prisión, sin embargo, se ha ratificado.


El pasado mes de diciembre, Carlos Navarro, alias ‘El Yoyas’ fue condenado por el Juzgado de lo Penal número 5 de Las Palmas de Gran Canaria (Las Palmas) como autor de siete delitos, seis de ellos consumados con la canaria y con dos hijos (ambos menores de edad) y un séptimo perpetrado contra la nueva pareja de su ex. Tanto por los malos tratos a su ex, Fayna, como a los hijos que ambos tuvieron en común, fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión. Llegaron a temer por su vida según su versión, sin embargo, el ex gran hermano y su abogado interpusieron un recurso de apelación que no ha tenido éxito. La Audiencia ha ratificado la condena, ya que la pena impuesta se considera «ajustada a derecho y están correctamente motivadas en la sentencia recurrida» y el tribunal considera que los testimonios de los hijos son «sinceros y coherentes», por lo que no dudan de ellos.

Telecinco / GTRES

Además del relato de Fayna y sus hijos, también en los juzgados contaban con una grabación telefónica en la que, al parecer, quedan acreditados los hechos juzgados y condenados a través de la prueba de cargo. Tras un proceso que comenzó a comienzos del año 2018, Fayna y su familia respira tranquila, ya que la justicia ha vuelto a darle la razón una vez más. Hace algunos meses la canaria acudió a televisión para explicar el infierno que había vivido a su lado, una etapa que estuvo marcada por la violencia machista. Fayna aseguró que fueron numerosos los momentos de «violencia física» que había vivido durante su relación con Carlos. Todos ellos en la intimidad de su hogar y sin la mirada de nadie. «Una persona violenta pierde los nervios, pero lo hace con cuidado de que la gente no note que pierde los nervios en ti. He temido por mi vida. Cuando una persona te está agrediendo y no te suelta te asustas mucho. Tuve suerte. Hay muchas mujeres que no han tenido esa suerte», dijo, entre lágrimas.

Su relación comenzó en la segunda edición de ‘Gran Hermano’ en el año 2001. Entonces, fue expulsado por su actitud violenta, aunque Fayna nunca imaginó que este solo era el principio de una vida en la que el sentimiento más repetido sería el miedo. Prueba de ello, el terrible momento que vivió junto a él cuando Carlos ‘El Yoyas’ le dio una paliza delante de su hijo, quien por entonces tenía tres años. «¿Qué quieres que te rompa, el brazo o una costilla?», le gritó en aquella ocasión mientras la arrastraba por su casa. Además de propinarle «patadas, puñetazos», amenazarla o insultarla con frecuencia, Carlos se refería a su mujer de forma habitual con frases como «eres una hija de puta», «una subnormal» o «una golfa», según reza en una denuncia presentada por ella. El ex gran hermano no se ha pronunciado al respecto todavía, tampoco lo ha hecho su abogado.