Arancha ha acudido, acompañada por su hijo Aitor, a la presentación de Dj Nano y SEMANA ha aprovechado la ocasión para preguntarle en que punto se encuentra la relación con su hija


Durante meses el nombre de Zayra Gutiérrez, la hija de Guti y Arancha de Benito, copó horas y horas de televisión, debido a su irresponsabilidad como ciudadana. La joven fue pillada en varias ocasiones saliendo de fiesta y saltándose las normas sanitarias impuestas por el gobierno. Meses después, la adolescente ha decidido poner tierra de por medio y marcharse a vivir a Londres con su nueva pareja, Miki Mejías. Esta semana, la ex de Guti ha acudido, acompañada por su hijo Aitor, a la presentación del libro de Dj Nano y SEMANA ha aprovechado la ocasión para preguntarle en que punto se encuentra la relación con su hija, después de que Sálvame filtrara unos mensajes de la joven atacando a su propia madre.

¡Qué sorpresa verte acompañada por tu hijo Aitor en una alfombra roja! ¿No le cohíben este tipo de eventos?
Aitor está estudiando periodismo y me ha parecido bien que viniese a la presentación del libro. Además, no es la primera vez en su vida que posa en un photocall. No le dan miedo las cámaras, pero sí que es tímido. No salió nada a mí, ni a Zayra.

GTRES

¿Qué tal está Zayra en Londres?
Jo, muy feliz. Está estudiando inglés, reforzando lo que ya tenía, porque ha estudiado en un colegio bilingüe. ¡Y está modo ‘in love’! Le hubiera dado igual estar en Londres que en Cuenca.

¿No te asusta que se haya “mudado” junto a su novio, llevando solo dos meses de novios?
Sí, es que ella está feliz. Además, es solo una experiencia de unos meses. Vuelve en agosto. No es que se haya emancipado de casa y se haya ido a vivir con todos los bártulos. Se ha ido unos meses a descubrir, a experimentar y a vivir… ¡Me da mucha envidia!

¿Te cae bien su novio?
Miki me cae muy bien. Sobre todo, porque veo el bien que hace en ella. Personalmente, tampoco le conozco mucho, porque no he tenido el tiempo suficiente como para opinar, pero es verdad que veo lo que repercute y hace en Zayra y la veo inmensamente feliz y tranquila.

Fotos: Gtres

¿Y cómo eres de suegra? ¿Igual de tolerante que de madre?
Todos los amigos de mis hijos dicen “jo, yo quiero una madre como tú de enrollada”. ¡Es que yo soy muy cercana a mis hijos!

Y, al parecer, Zayra sacó tu carácter rebelde…
No es rebeldía. Es que el corazón de uno lo tiene uno. Nadie puede elegir por ti, menos de quién te enamoras. A veces nos equivocamos. Muchas. Pero otras no, y a veces es muy bonito.

¿Entiendes la decisión que ha tomado tu hija?
¡A mí me mandaron a Estados Unidos para separarme de mi noviete! Y no lo lograron… Yo tenía casi 18 años, mis padres no estaban de acuerdo con mi relación, porque el chico era mucho mayor, y me mandaron fuera a aprender inglés. Me tuve que ir, pero luego volví y estuve dos años más con él. Yo era una niña, pero me enamoré locamente. Fue mi primer amor.

¿Se podría decir que las dos sois igual de fiesteras?
Te digo una cosa: uno de mis adjetivos calificativos es “disfrutona”. Lo aprendí de mi padre, que decía “hoy es hoy, mañana no sabemos y el pasado ya fue”. Esa es un poco mi filosofía de vida. Yo disfruto de las pequeñas cosas constantemente.

¿Y, a los 51 años, sigues disfrutando de la juerga como antes?
Para irse de juerga, no hay edad. Lo que hay son formas de irse de juerga. A los 19 años, te vas de una forma, y a los 50, de otra. Y la mía ahora es, más que nada, reunirme con amigos, con vecinos, unas barbacoas y tomarme un vinito.