La vidente ha sufrido un coma diábetico del que ya se recupera después de que le ha dejado algunas secuelas. Un gran susto antes de acabar el año.


Aramis Fuster ha tenido un susto muy grande antes de acabar el 2020, un año complicado para todos los españoles por culpa de la crisis provocada por el coronavirus. La vidente ha sufrido un coma diabético del que se encuentra recuperándose. Ha sido un susto muy grande, que está poco a poco recuperándose, ya que le han quedado algunas secuelas. Así lo explicaba María Patiño en ‘Socialité’.

Ha sido un duro golpe, pero la vidente asegura que puede contarlo gracias a un amigo, que se mostró muy preocupado al no saber de ella. Esto llevó al amigo de Aramis Fuster a acudir hasta la casa de la vidente, momento en el que se la encontró inconsciente en el suelo. Aramis, que vive sola en su casa, explica que llegó a sentir que se moría. «Mi amigo se imaginó qué había pasado y acudió a verme. Me ha salvado la vida», asegura la vidente.

Ella misma ha explicado cómo vivió este susto: «Sientes que dejas de sentir. No sé el tiempo que estuve inconsciente y gracias a mi amigo, que me ha salvado la vida. No lo voy a decir», dice con emoción. Aramis todavía está recuperándose de algunas secuelas: «Estoy muy confusa y tengo un dolor de cabeza muy fuerte».

Aramis Fuster asegura que está recuperándose de las secuelas

© Gtres.

Después de este episodio tan desagradable que ha experimentado Aramis Fuster a pocas horas de despedir este año tan complicado, la vidente ha querido desvelar algunos detalles de cómo lo vivió. De hecho, tras sufrir el coma diabético, ella solo pensaba en reencontrarse con su madre, que falleció hace unos años. En cuanto al deseo de reencontrarse con su madre, Aramis desvela que cuando cierra los ojos la ve: «Ella no me habla, solo me mira y me sonríe»,

Aramis ha declarado que pensó también en sus hijos, con los que no tiene relación desde hace un tiempo: «Quiero darles el último abrazo de amor», confiesa. «La vida es corta y quiero que sepan que el último aliento de mi vida será pensando en ellos. Siento que mi vida está llegando a su fin».

A pocas horas de cumplir los 70 años, Aramis se enfrenta a un delicado momento, aunque ya se está recuperando de este susto. La vidente ha asegurado que se siente débil y explica que su destino «está marcado» y que su final «está cerca». Pero ella misma revela que no tiene miedo y que está preparada.

Una cara muy conocida en la televisión

© Gtres.

Aunque lleva unos años sin aparecer en la pequeña pantalla, lo cierto es que cuando lo ha hecho, Aramis ha protagonizado momentos que quedarán para la posteridad. Su paso por ‘GH VIP’ en 2018 fue muy comentado. Protagonizó momentos muy divertidos, aunque también polémicos.

De hecho, durante su participación en el reality estrella de Telecinco, Aramis supo que su sueldo tuvo que ser embargado. Sobre la bruja pendía una orden desahucio de su casa de Marbella que, hasta ese momento, no había abonado en los juzgados de Primera Instancia de Marbella.

Según pudo saber SEMANA, el casero de la vidente venía «litigando desde hace tiempo para conseguir la cantidad de 10.100 euros«, que se habrían acumulado en forma de impago por parte de Aramís Fuster. Ahora dos años después, Aramis sigue con su día a día alejada de los medios, aunque este susto le ha devuelto a la vida pública. Solo deseamos que se recupere pronto y que empiece el 2021 mejor que ha acabado el 2020.