Este lunes fallecía uno de los hermanos de María del Monte a causa del coronavirus. Su sobrino, Antonio Tejado, ha querido darle un último adiós


Este lunes Jorge Javier Vázquez abría su programa con una trágica noticia: la muerte de uno de los hermanos de María del Monte. Este fallecía a los 68 años a consecuencia del coronavirus, que ya se ha cobrado más de 20.000 víctima mortales desde el inicio del brote. Una noticia que ha dejado desolada a la cantante, quien, de momento, ha preferido no pronunciarse sobre este trágico momento. Quien sí se ha pronunciado ha sido Antonio Tejado, que también ha perdido a su tío.

Antonio Tejado no tiene palabras para lo que está pasando su familia

Después de un tiempo desaparecido del foco mediático, el que fuera concursante de ‘Gran Hermano Dúo’ ha elegido su cuenta personal de Instagram para pronunciarse tras la irreparable pérdida familiar. El que también fuera colaborador de televisión ha querido mostrar su cariño y su dolor a través de los Stories de Instagram nada más enterarse de esta trágica noticia que recibió la familia este lunes.

Antonio Tejado puso este lunes cuatro corazones rojos sobre un fondo negro, además de añadir de fondo una nostálgica canción, ‘No llora mi pez’, interpretada por el artista alicantino Miguel Campello. El excolaborador de televisión no tiene ni fuerzas para dar más palabras sobre lo ocurrido. La familia está destrozada ante esta irreparable pérdida a causa de esta enfermedad que ya se ha cobrado tantas víctimas mortales y que ha roto tantas familias. Algunos de sus seguidores han querido mostrar su más sentido pésame a través de sus publicaciones en las redes.

Por si fuera poco, a este momento tan complicado tras perder a su ser querido se une que no se pueden despedir del fallecido debido a las restricciones que impuso el Gobierno al comienzo de esta crisis sanitaria. Esta noticia llega justo cuando Antonio Tejado lleva ya un tiempo de perfil bajo. Lo último que sabíamos de él es que le había pedido casarse a su novia en París, un momento muy romántico que quiso compartir con los lectores de SEMANA.

Antonio Tejado, alejado de la vida pública

Desde entonces, Antonio Tejado se ha mantenido alejado del foco mediático después de tomar la decisión de dejar la televisión por sus adicciones. Unos problemas que está superando gracias a la ayuda de los suyos. Ahora, el excolaborador vuelve a la plana tras la irreparable pérdida familiar a consecuencia de esta enfermedad que no para de hacer estragos en miles de hogares españoles y parte del mundo.

María del Monte no ha querido pronunciarse al respecto

María del Monte, que se encuentra al cuidado de su madre, de 94 años, no podrá despedirse de su hermano. De momento, la artista no ha querido pronunciarse sobre lo ocurrido. Eso sí, sus seguidores han querido mandarle mensajes de apoyo, ánimo y condolencias en estos momentos tan complicados a los que se enfrenta la familia: «Lo siento muchisimo Maria, animo y fuerza, y echandote muchisimo de menos en mi yo soy del sur??», «Te acompaño en el sentimiento. Mucho ánimo y fuerte abrazo de consuelo» o «Lo siento mucho Maria. Un abrazo muy fuerte», son algunos de los comentarios que ha recibido la artista en esta difícil situación.

La cantante está implicada al 100 por 100 en su madre, Bibiana Algaba y la propia María lo demuestra en su Instagram. Trata de animarla con su arte y este mismo domingo publicó un post en su perfil en el que enseñaba su ‘modus operandi’ para hacérselo lo más ameno posible. «Vuestros deseos son órdenes. Intentando hacerle a mi madre el confinamiento más llevadero. 94 años. Qué suerte tengo», apuntó en un vídeo en el que se la podía ver cantando.

Inmersa en los cuidados de su madre

El pasado mes de marzo se confesó en ‘Sálvame’ sobre ello. «Antes caminaba mucho, sacaba al perro. Ahora con más complicación. Tengo a mi madre que tiene 94 años a la que tengo que atender como lo que es, como una reina», dijo. Entonces, se mostraba resignada ante las medidas restrictivas del gobierno y revelaba el impasse profesional que le suponía esta situación del confinamiento. «Lo llevo con resignación, con responsabilidad e intentando llevarlo lo mejor que se puede. A lo mejor esto nos hace recapacitar y a lo mejor nos hace un poquito más humanos (…) Profesionalmente es un parón con todo lo que conlleva y todo lo que va a conllevar. Los artistas especialmente en sitios masificados», añadió.

Y, aunque intentó contagiar su carácter optimista, María del Monte considera que algo tan traumático inevitablemente nos dejará secuelas. «Tengo unas ganas locas de darle un achuchón a alguien. Psicológicamente esto nos va a dejar secuelas, aunque me gustaría que no tuviésemos miedo (..) Luchas contra el miedo y que no nos quede ningún resto psicológico de esto. Como seres inteligentes que somos sabremos adaptarnos a la nueva situación. Soy mu’ optimista», apuntó entonces.