El actor malagueño ha visitado el programa de Pablo Motos para presentar ‘Escenas en Blanco y Negro’, su nuevo proyecto audiovisual junto a María Casado.


Este martes, Antonio Banderas y María Casado han visitado ‘El Hormiguero’ para presentar ‘Escenas en Blanco y Negro’, el primer programa de televisión que dirige el actor malagueño y que, presentado por la periodista, ofrece actuaciones de siete cantantes en directo, así como entrevistas de la ex presentadora de TVE.

El actor y la presentadora han contado cómo surgió la conexión entre ellos. «Nos habíamos conocido anteriormente. Hice una comida en casa. Nos hicimos amiguetes y tuvimos una conexión muy clara». Cuando Banderas pensó en el programa que se estrena esta semana en Amazon Prime Video no lo dudó: quería a María Casado al frente. Así que la llamó para ofrecerle el proyecto: «Soy muy impulsivo y muchas de las decisiones que he tomado en la vida las he hecho a mucha velocidad. Me parecía una mujer que lo hacía muy bien, que daba muchísima confianza y vi que había un ser humano muy interesante».

La noche de Antonio Banderas con el más allá

Casado, por si parte, comentaba: «Me hizo tres preguntas. ¿Cómo estás? ¿Qué te ha pasado? Y dame 5 minutos que te llamo». Y admitía estar fascinada por el talento del andaluz: «Tiene ideas para llenar ocho vidas. ¡Es una cosa loca!». No tuvo que pensarse mucho decirle que sí a su propuesta: «¿Qué iba a pensar? La vida hay que vivirla, no pensarla tanto. Es el proyecto más bonito en el que he trabajado. No sé si es televisión, si es cine, si es teatro, si es publicidad. Es un programa que tiene mucha alma».

Pero en la charla con Motos también hubo tiempo de contar anécdotas y vivencias. Algunas tan diferentes como la experiencia paranormal que vivió Antonio Banderas en un hotel de Estados Unidos. Su experiencia con el más allá sucedió en Savannah, Georgia, Una ciudad que se ha levantado sobre «los cementerios de muchos esclavos que venían de África». Y adonde había ido a rodar una película.

«Estaba cansado esa noche. Me meto en la cama. Apago las luces. Estoy tratando de conciliar el sueño y siento que la ducha se conecta. Dura unos segundos. Para y pienso: habrá sido cualquier cosa… a dormir. Pero sucede de nuevo. La tercera vez que ocurre me levanto mosqueado y veo que, en efecto, estaba todo mojado, pero ya se había cortado. Regreso a la cama y cuando regreso a la cama veo que en lo alto de la almohada y en parte de las sábanas unos goterones así de grandes. Me dio un ‘yuyu’ que estuve toda la noche leyendo el guión con las luces encendidas», relataba.

Antena 3

María Casado también tuvo ocasión de contar momentos especiales de su biografía. por ejemplo, su despido de Televisión Española después de dos décadas formando parte de la plantilla de presentadores. Hace siete meses me dijeron que prescindían de sus servicios como conductora de ‘La mañana de La 1’ de un día para otro: «Fue una conversación muy normal. En la tele hay relevos, te ponen o te quitan y me dijeron que no iba a seguir. Fue más natural y más tranquilo de lo que puedas imaginar. Pero sí, después de 21 años fue un shock».

La periodista ha confesado que está encantada de tener como jefe a Banderas, al que considera «muy guapo» y un hombre con un espíritu ejemplar: «Me dijo: ‘Sueña grande, no tengas miedo, crea. Vamos a hacer algo con alma, con corazón, con piel». Ahora lo que más le apetece es volver a ver a reunirse con su madre, a la que no ve desde hace tres meses: «La vi en marzo, luego me escapé dos días en septiembre, y desde entonces no le ha vuelto a ver».

María Casado Antonio Banderas

Antonio Banderas y María Casado no solo trabajan juntos en el nuevo programa de Amazon Prime. También presentarán juntos la próxima gala de los Goya. «Ha sido un año muy difícil, en especial para la gente del cine. Hay que dejar constancia de que los actores, los directores, los que paseamos por la alfombra roja somos un trocito muy pequeñito de la industria. En este mundo hay electricistas, carpinteros, chóferes, caterings, escenógrafos, gente de vestuario, maquillaje… la mayoría de ellos son personas absolutamente desconocidas. Es una industria muy vasta, con muchísima gente». El actor no teme a las críticas que pueda recibir al ponerse frente a los Goya: «Es un año muy significativo que nos da una oportunidad de presentar unos Goya más humildes, más pequeñitos. Un 75% de la gente que ocurre son perdedores y salen fastidiados. Hay una cierta tensión en el ambiente», bromeaba.

«El ataque al corazón ha reordenado mi mundo de prioridades»

En su encuentro con Pablo Motos, Banderas abordaba de «los sustos del corazón» por los que le preguntaba el presentador. «He dicho en alguna vez en alguna entrevista algo que parece una tontería. Este ataque al corazón me ha hecho ver las cosas de una manera cristalina y me ha reordenado todo en mi mundo de prioridades. Estoy dedicando tiempo a las cosas a las que realmente quiero dedicar tiempo y poniendo atención a las gente a la que realmente quiero poner atención. Y han desaparecido muchas tonterías que estaban flotando antes por ahí», zanjaba.