Antonia Dell’Atte ha tenido un arranque de orgullo y ha hablado de lo perfecto que es su hijo, Clemente Lequio, aprovechando la ocasión para lanzar una pulla a su ex, Alessandro Lequio


Antonia Dell’Atte no puede estar más orgullosa de su hijo, Clemente Lequio, que ha sabido recomponer su vida para ser feliz más allá de las carencias con las que ha crecido. El hijo de Alessandro Lequio se ha labrado un futuro como bien ha podido y a pesar de haber estudiado, ahora no tiene reparos en buscarse la vida, comenzando por trabajar como camarero. Pero lo que más ha sorprendido en los últimos días es la noticia de que Clemente Lequio se ha casado en secreto con su novia. Una buena nueva que confesó sin más y de la que ahora se hace eco su madre, que no tiene reparos en reconocer que su niño es perfecto: “De tal palo, tal astilla. De tal madre, tal hijo”, apostilla la italiana con orgullo, dejando claro que su hijo ha salido a ella y no a su padre.

Antonia Dell’Atte está orgullosa de cómo ha criado a su hijo y los valores que le han aportado para convertirse en el hombre que ahora es. Clemente Lequio ha recompuesto su vida alejado del rencor que muchos le presuponen y no ha tenido reparos en salvar a su padre de las críticas, dejando claro que habla con él casi a diario y que su relación es fluida y constante, a pesar de que se haya puesto en entredicho que esta relación sea así de buena tras comprobar ciertos gestos de Alessandro Lequio hacia su hijo mayor, como el hecho de no seguirlo en redes sociales. Quizá se debiese a un despiste, pero la polémica estaba servida.

Sobre todo esto ha hablado Antonia Dell’Atte a ‘Europa Press’ con sinceridad, alabando la figura de su hijo Clemente y, sin maldad, soltando una pullita a Alessandro Lequio a la hora de echarse flores por su buen hacer como madre ante la ausencia de su padre en sus primeros años: “Ha vivido conmigo toda la vida. He sido madre, padre, madre, madre, madre, madre y la madre que lo parió a mi hijo”, suelta en un arrebato de carisma italiana que tanto ha conquistado al público español en su día, como así hizo con el conde italiano al que le trastocó los esquemas. Vea el vídeo