Analizamos con el departamento de Legalitas cómo será el futuro legal de Anabel Pantoja si finalmente prospera la demanda que le ha interpuesto Marta Riesco.


Marta Riesco ha confirmado que próximamente le llegará una demanda a Anabel Pantoja por sus declaraciones sobre su supuesta noche con otra mujer en Cantora. La reportera de ‘El programa de Ana Rosa’ asegura que irá por lo penal y lo civil contra la sobrina de la tonadillera, pero ¿a qué se enfrenta la colaboradora de ‘Sálvame’ si finalmente es condenada? Ni Enrique Trebolle ni Teresa Bueyes, ambos abogados de Marta Riesco, quieren hacer declaraciones al respecto. «Marta no nos ha autorizado a ello», dicen amablemente a esta revista. Aunque Anabel insistió en que no tiene miedo alguno, desde este medio nos hemos puesto en contacto con Legalitas, donde nos desgranan su futuro legal en el caso de que todo prospere. Anabel se podría enfrentar a una demanda por vulnerar el «honor» de Marta Riesco y es que lo desvelado Marta considera que pertenece a su vida privada.

Anabel Pantoja
Redes sociales

Hablamos con Cristina del Puerto, abogada de Legalitas y experta en civil, que nos confirma que por lo civil la condena que puede recibir Anabel Pantoja sería económica. Se trataría de una indemnización a Marta Riesco y del pago de las costas del juicio, aunque esto dependerá de varios factores. Entre otros, la relevancia pública que el juez considere que tiene la noticia y del daño que se haya ocasionado a Marta tanto en su día a día como en sus quehaceres laborales. Después de analizar el caso, consideran que solo podría ir hacia adelante si se considera que ha atacado su derecho al honor por la Ley Orgánica 1/82 del 5 de mayo. Por otro lado, desde el departamento penal de Legalitas, nos comentan que esta demanda podría tener poco recorrido. Primero porque Anabel presenció en primera persona el supuesto encuentro con otra mujer y posee testigos y, por otro, porque Marta no se habría escondido para hacerlo. Según Anabel todo sucedió en un lugar de paso.

«Anabel está relatando algo que ha visto. Podría tener no demasiada gravedad ya que Marta Riesco, según dice Anabel, no estaba en una habitación cerrada bajo siete llaves y alguien lo grabó en una cámara oculta. En este caso, Anabel solo dice lo que vio (…) Por vía penal está muy complicado. Esto solo sería una injuria si, por ejemplo, fuera falso. Hay que tener en cuenta que Marta no se encontraría en un sitio ajeno a la mirada de terceros», dicen a SEMANA. De este modo, podría estar cediendo su intimidad a las miradas ajenas, pues cualquiera podría pasar por ahí: «Ya no hay una protección tan tajante de lo que es el derecho a la intimidad».

El suceso relatado por Anabel Pantoja en ‘Sálvame’ tuvo lugar en el año 2019. En concreto, el 31 de diciembre, fecha en la que presuntamente y siempre según la versión de Anabel, Marta Riesco tuvo un encuentro subido de tono con otra chica. «No era el sitio adecuado. Era un sitio de paso a unas habitaciones. Por eso no entendí esa escena… Una estaba comiendo y la otra estaba suspirando. Yo interrumpí el acto, porque estaba empezando el acto. Yo dije: ‘Pero qué pasa aquí’ (…) Cerré la puerta y dejé tiempo para que la zona se despejara», dijo la tertuliana. Justo este relato fue el que indignó a Marta Riesco, quien irá a por todas contra su compañera de cadena. «No te dirijas a mí, que no estoy a tu nivel. ¡No me hables! ¡Que sí, que me demandes! ¡Y acuérdate del 31, que hay testigos! La última vez que me amenazas, Marta Riesco», le respondió Anabel. 

Telecinco

Solo unas horas después de este ‘enganchón’, SEMANA publica la monumental bronca que recibió Marta Riesco por parte de ‘El programa de Ana Rosa’. Esta revista ha podido saber por una fuente de toda solvencia que la actitud de Marta Riesco durante el directo de ‘Sálvame’ fue desaprobada por su equipo hasta tal punto que han fulminado su cobertura del asunto de Iñaki Urdangarin en Vitoria. La pidieron que viajara a Madrid y ahora es una reportera de ‘Ya son las ocho’ la que se encarga de ocupar su lugar allí. Si bien la versión de Joaquín Prat ha sido que Marta se encontraba de día libre, nada más lejos de la realidad. «Justo tras terminar la conexión en la que estaba Marta con Kike Calleja, es cuando Marta recibe una llamada del programa y le echan una bronca monumental. Le dijeron que volviera a Madrid volando (…) El programa de Ana rosa’ en este momento no tiene nadie allí y ahora será Estefanía la que lo cubra este asunto», nos dice una fuente que conoce todo lo sucedido este martes de primera mano.