A pocos minutos de comenzar la celebración de la boda, unos agentes de la Guardia Civil se acercaban hasta la playa de Pedro Barba, en La Graciosa, para inspeccionar el lugar del banquete.


Después de tener que posponer su boda debido a la situación de emergencia sanitaria, Anabel Pantoja y Omar Sánchez han visto cumplido uno de sus mayores sueños. La pareja, que ya se dio el «sí, quiero» de forma oficial hace unas semanas, ha celebrado este viernes su enlace en la playa de La Graciosa. Una boda que ha estado en el punto de mira a raíz del fallecimiento de la abuela de la novia, doña Ana, y que ha vivido su último contratiempo a pocos minutos de iniciar la ceremonia.

© Gtres

Tan solo unas horas antes de que diera comienzo la celebración de la boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez, varios agentes del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil se acercaban al lugar para quitar la carpa en la que los novios y los invitados iban a celebrar el banquete debido a que no cumplía con las normas vigentes a la legalidad, tal y como ha podido conocer SEMANA de primera mano.

Un contratiempo que ha provocado que todos los allí presentes tuvieran que disfrutar del delicioso menú de la boda al aire libre y a la vista de todos los reporteros gráficos y curiosos que se han acercado hasta el lugar. Este contratiempo se ha sumado a la larga lista de imprevistos a los que los ya marido y mujer han tenido que hacer frente en los últimos meses. Al aplazamiento de la misma debido a la pandemia se unía la reciente muerte de la matriarca del clan, doña Ana, así como la rotura del fémur que sufrió la colaboradora hace unos meses, el avance del volcán Cumbre Vieja, así como las restricciones que le han impuesto al celebrar el enlace en un paraje natural.

Lo cierto es que la boda de Anabel Pantoja y Omar Sánchez ha estado en boca de todos desde hace unas semanas debido a las polémicas fotos de Bernardo Pantoja, acompañado por Junco y su tía Magdalena, en la playa que pusieron en entredicho el motivo por el que el hermano de la tonadillera no podría estar presente en el gran día de su hija.

A pesar de los contratiempos, Anabel Pantoja y Omar Sánchez han puesto el broche de oro a su relación frente a los 70 invitados que han querido estar con ellos en este momento tan importante para la pareja. A lo largo de la simbólica ceremonia, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha tenido muy presente a su abuela desde el primer minuto y se ha mostrado orgullosa de que por fin se haya podido vestir de blanco, tal y como ella hubiera querido.

El significativo discurso de Merchi en la boda de su hija, Anabel Pantoja

© Gtres

La boda entre Anabel Pantoja y Omar Sánchez ha estado cargada de emotivos momentos. Entre ellos, los discursos de algunos de los familiares y amigos de los novios. Especialmente el de Merchi, la madre de la flamante novia, que ha hecho llorar a todos los presentes. «Para llegar a esta aventura te han puesto un camino con piedras, pero por fin ha llegado vuestro día. Quiero agradecer a todos los que estáis aquí, con vuestra presencia demostráis lo mucho que queréis a Anabel y Omar, habéis hecho un esfuerzo muy grande», decía la madre de la colaboradora.

«Has sido, eres y serás mi motor, mi fuerza y mi lucha. No sabes lo mucho que significas para mí, eres mi más preciado tesoro. Omar, gracias. Has conseguido que sea feliz de verdad, que forme su familia y su hogar. Ha conseguido su sueño gracias a ti, aunque sea muy lejos de mí. Bienvenido a mi pequeña familia. Tengo pocas fechas importantes en mi vida, pero la de hoy será una de ellas. Te quiero con locura y nunca te voy a soltar de la mano, estaré ahí en todos los momentos«, sentenciaba.