A Anabel Pantoja le toca bailar con la más fea. Su apellido la ha posicionado donde está en televisión, pero también paga un peaje muy alto.

Anabel Pantoja ha decidido llevar un estilo de vida que le acarrea ataques durísimos en televisión.
Anabel Pantoja ha decidido llevar un estilo de vida que le acarrea ataques durísimos en televisión.

Lola Flores le dijo una vez a Rocío Jurado que era ‘una roca dura de Chipiona que no se puede aguantar’ y eso mismo pienso yo de Anabel Pantoja, quien tiene una capacidad de aguante que me deja patidifuso.

La sobrina de Isabel Pantoja asume como comentarista televisiva cosas que yo no toleraría en mi vida personal, pero está más que preparada para recibir cornadas de todo tipo y resistir como el junco, que siempre sigue en pie.

Anabel Pantoja, guste o no, es una 'celebrity'. Ha tenido una buena maestra, su tía Isabel Pantoja, capaz de acuñar frases para la Historia, y de recomponerse de sus propios pedazos.
Anabel Pantoja, guste o no, es una ‘celebrity’. Ha tenido una buena maestra, su tía Isabel Pantoja, capaz de acuñar frases para la Historia, y de recomponerse de sus propios pedazos.

Anabel Pantoja se maneja con gran soltura delante de las cámaras, es natural, tiene capacidad de respuesta en los momentos incómodos y un desparpajo muy de andar por casa. Por algo está ahí. No solo por el apellido. Conozco muchos ejemplos a los que han mandado a su casa, porque a veces es más importante el cómo que el qué. Y ella sabe envolver sus argumentos muy en la línea de Rosa Benito, otra mujer que mira a la cámara como Anna Magnani.

La colaboradora de ‘Sálvame’ tiene que defender ahora las andanzas de su prima Chabelita, que muy pronto descubrió que era más fácil vivir ‘la dolce vita’ que ir a la Sorbona como Inés Sastre.

Anabel Pantoja ayer tuvo que escuchar de nuevo cosas durísimas sobre su prima y aguantar el tirón. Como cuando Jorge Javier soltó aquella diatriba tan brutal contra Isabel Pantoja que a más de uno nos abrieron las carnes.

Visto el comportamiento de Chabelita Pantoja, no me extraña nada que Isabel Pantoja intentara controlarla... ¿Sentará algún día la cabeza? De momento parece disfrutar de su montaña rusa emocional.
Visto el comportamiento de Chabelita Pantoja, no me extraña nada que Isabel Pantoja intentara controlarla… ¿Sentará algún día la cabeza? De momento parece disfrutar de su montaña rusa emocional.

Ignoro cómo es Anabel Pantoja en la intimidad. Por lo que leo a nuestra bloguera Raquel Bollo, es una chica encantadora y tiene una gran capacidad para mediar en los conflictos. A mí me cae simpática, sin haberme cruzado nunca con ella, pero imagino que a veces estará cansada de llevar una estrella que pesa tanto.

No se me las escapa que se las ha visto ya de todos los colores en ‘Sálvame’ y que es capaz de esquivar los ataques a golpe de melena. Sin embargo, es muy difícilmente defendible la actitud de su prima Chabelita, un auténtico callejón sin salida empírico, porque yo, como espectador, y sin importarme la vida de la hija menor de la tonadillera, sus idas y venidas con Alejandro me aburren más que Marcel Proust, una de mis grandes lagunas intelectuales, porque nunca conseguí pasar de dos o tres párrafos.

No quiero acabar sin decir que soy muy fan de Anabel, por su puntito de ‘folkie’, por su transformación física (mucho más potente que cualquiera de ‘Cámbiame’) y porque es capaz de hacer equilibrios en el alambre.