Ana Soria y Enrique Ponce siguen de plena actualidad. Este miércoles aparecían en la portada de SEMANA, donde con fotos exclusivas te mostrábamos su último y apasionado reencuentro en Almería. La relación marcha bien, a pesar de la distancia física que existe entre ellos, de hecho, son muchos los planes que tienen juntos. Entre ellos, una inversión inmobiliaria en la tierra de la joven. La pareja ha comprado una parcela edificable de 800 metros cuadrados en la urbanización del Toyo, la cual está situada en el límite del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar y cuya construcción data del año 2005.

Enrique-Ponce-y-Ana-Soria-revista-SEMANA-3
Portada de la revista SEMANA

Aunque todavía no han empezado a construir, Enrique y Ponce gozarán de todas las comodidades en el que apunta que será su nuevo hogar. Allí tienen zonas verdes, carriles bici, terrazas y un campo de golf, características que lo convierten en un enclave de lujo. Desde allí podrán acceder a la playa, a zonas de ocio y hasta lagunas artificiales, las cuales han conquistado a la pareja formada por Ana Soria y Enrique Ponce.

Han fundado su primera empresa juntos, según Vanitatis, una sociedad en la que ambos son administradores solidarios. Llamada Kranevitte’s 22, su actividad se centra en «la promoción, construcción, venta y arrendamiento de edificios, locales y viviendas, así como la tenencia, adquisición, compraventa de fincas rústicas y urbanas, su parcelación y urbanización, arrendamiento no financiero, explotación y alquiler de bienes inmuebles». Fue dada de alta a comienzos de enero, pero solo poco después ya han hecho su primera inversión, según el citado medio.

Enrique Ponce Ana Soria
© Redes sociales.ana

A pesar de que desde que comenzara su historia de amor han vivido de alquiler en un ático y en una casa unifamiliar, Ponce y Ana quieren mudarse a una casa que realmente sientan suya y que, además, esté diseñada por ellos mismos. Un plan que ha podido hacer gracias a vender parte de La Cetrina, la emblemática finca del torero, tal y como te hemos contado en exclusiva en SEMANA. En el interior de nuestra revista te contamos qué porcentaje ha vendido y el precio obtenido por esta operación, una cantidad que, sin ningún género de dudas, le ayudará a sanear su economía.

Enrique Ponce se retiró de los ruedos hace tiempo y, desde entonces, ha tenido que volcarse en sus otros negocios. Estos precisamente son los que le obligan a viajar y a distanciarse de su chica, aunque solo sea físicamente, algo que Ana Soria entiende a la perfección. Poco se sabe de la vida del torero y la estudiante de Derecho, pues abandonaron las redes sociales hace meses, por lo que era muy difícil saber más de su día a día. En SEMANA te hemos ofrecido la última información de la pareja, una relación que se va consolidando a pasos agigantados.

Su divorcio con Paloma Cuevas terminó cualquier vínculo sentimental que existiera entre ellos, sin embargo, Ponce sigue pendiente de sus hijas, a las cuales adora y visita siempre que puede.