Ana Obregón ha pasado unas semanas en Mallorca con su familia, pero ya está de vuelta en Madrid, donde retoma poco a poco su rutina cuatro meses después de que muriera su hijo Álex Lequio.


Ana Obregón está viviendo uno de los peores momentos de su vida. Hace cuatro meses, su hijo Álex Lequio fallecía a consecuencia de un cáncer después de haber estado luchando contra él de manera incansable. La actriz está destrozada y así lo demuestra en cada una de las publicaciones que comparte en sus redes sociales, todas ellas recordando la memoria de su hijo.

Ya de vuelta en Madrid después de haber pasado en Mallorca varias semanas, Ana está tratando de volver a la normalidad. Estos días ha sido vista con su coche por las inmediaciones del Club de Golf de La Moraleja, hasta donde se dirigía para disfrutar una mañana de relax.

De vuelta en Madrid, la actriz vuelve a contar con el incondicional apoyo de sus hermanas, Amalia y Celia, con las que se fue a vivir después del duro golpe. En su día a día, no se separan de Ana e incluso organizan planes juntas para pasar el día en este club.
El pasado 13 de septiembre se cumplieron cuatro meses de la muerte de su hijo, al que le dedicó unas bonitas palabras. Ana Obregón volvió a demostrar el gran dolor que siente tras su pérdida: «Hace seis años que hicimos esta foto. Te acababas de graduar de dos carreras en una de las Universidades más prestigiosas del mundo: La Universidad de Duke @dukeuniversity. Tu felicidad y mi orgullo de ese momento jamás lo olvidaré. Cuatro meses después convertida en un pozo infinito de tristeza sé que algún día nos volveremos abrazar y a sonreír. Volveremos a vivir. Aquí o allí. Siempre juntos. Porque el cordón umbilical que une a una madre y a un hijo no lo puede separar nada. Ni la muerte. #4meses #alessforever«, escribía totalmente rota de dolor.

Fue el pasado 13 de mayo cuando el joven empresario fallecía en un hospital de Barcelona después de dos años de lucha contra el cáncer. Una triste noticia que supuso una auténtica conmoción dentro de la sociedad española. Ese fatídico día marcó un antes y un después en la vida de sus padres. «Se apagó mi vida», sentenciaba Ana Obregón tan solo un día después de su muerte.

No hay nada ni nadie que pueda consolar a la actriz ante este fuerte golpe por el que atraviesa. Ana Obregón ha encontrado refugio en su familia, que no la han dejado sola en tan duros momentos. Junto a ellos pasaba unas semanas en Mallorca este verano, de retiro, desde donde precisamente compartía un recuerdo de los últimos veranos junto a su hijo.

Desde su retiro en Mallorca, compartió este bonito recuerdo

Los días en Mallorca han sido de retiro. Allí encontró este recuerdo, en el que aparece junto a sus padres y su hijo en el sofá en desde el que hace apenas unos días escribía esto: «Antes me hacía ilusión cuando mi móvil me recordaba “tal día como hoy…”. Ahora llevo horas mirando esta foto entre lágrimas desde mi retiro , sentada al atardecer en el mismo sofá mirando al mediterráneo. La hicimos tal día como hoy hace un año, oliendo el mismo mar, mirando hacia un futuro maravilloso con las buenas noticias de salud de mi hijo», empezaba diciendo.

«Sé que es una foto que jamás se repetirá y duele indescriptiblemente. He decidido compartirla con vosotros para recordaros que como decía mi Aless: «Lo más importante de esta vida y lo único que al final de tus días te llevas son el tiempo y el amor que dedicas a las personas que quieres». Nada ni nadie, ni siquiera su partida me van a quitar los infinitos momentos de amor que mi hijo me regaló y su lección de vida. Y esto es lo único que alivia un poquito mi dolor por la eternidad de su ausencia y su dolor por no estar aquí 💔».