En plena crisis sentimental con José Ortega Cano, Ana María Aldón tiene un nuevo frente: la sobrina del torero. La hija de Conchi Ortega Cano, Leonor, está siendo muy cuestionada por las presuntas filtraciones que habría hecho durante los últimos años. Ella se ha defendido y lo ha negado, también ha retado a Kiko Hernández a que saque a la luz ciertos audios comprometidos. Nuevamente, la colaboradora ha mostrado su tremendo disgusto por todo este asunto. 

Ana María Aldón
Telecinco

«Estoy harta de tanta infamia. Encima Kiko Hernández lo corrobora», ha afirmado la mujer de Ortega Cano durante su intervención en el programa ‘Ya es verano’. La colaboradora, conteniendo las lágrimas en todo momento, ha confesado que cuando empezó su relación con el diestro observaba que le hacían muchas preguntas sobre su vida. «Con el tiempo vas descubriendo que lo que yo había dicho a una persona, eso estaba saliendo. Desde luego lo que yo nunca he dicho es que fuese prostituta porque no lo he sido jamás. Hay mucha gente que se ve en la obligación de tener que hacerlo, por el motivo que sea, pero yo no lo he hecho nunca. No puedo llegar a entender que se inventen eso».

La indignación de Ana María Aldón

La andaluza ha hablado alto y claro sobre las supuestas filtraciones a la prensa de la familia de su marido. «Llevo diez años pasándolo mal. No es nuevo». Respecto a la última entrevista en televisión de su hija, Gema Aldón, ha sido tajante. «Lo que mi hija tiene es una acumulación de cosas. Ella quiere sacar lo que tiene dentro. Lo que tiene es mucho dolor». También ha reconocido que no desea verla sentada en un plató, pero que ella toma sus propias decisiones. «Es mi hija. Si quieres que la repudie, no la voy a repudiar. Hace lo que cree que debe hacer y como cree hacerlo». 

Ana María Aldón
Telecinco

Ana María Aldón ha aprovechado para negar de forma categórica que tenga una nueva ilusión. Un rumor que ha sonado en los últimos días. Además, ha anunciado que está dispuesta a emprender medidas legales. «Tengo pena y tristeza. Con el ‘presuntamente’ no se puede jugar con familias que no pertenecen a la mía. Que se tengan que ver salpicados por un sinvergüenza…. Es muy injusto». La andaluza se ha mostrado muy indignada por las especulaciones hacia su persona. «Parece que soy una mala hierba. Soy persona humana, imperfecta. A ver si un día la mala hierba se muere y el mundo se queda en paz y no hay problemas para nadie».