Amelia Bono se ha sincerado a través de su perfil de Instagram y ha revelado el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) al que hace frente


El pasado año, en pleno confinamiento por la pandemia provocada por el coronavirus, descubrimos el lado más divertido y amable de Amelia Bono, la hija de José Bono y pareja de Manuel Martos. Desde entonces, sus seguidores han ido aumentando exponencialmente en su perfil de Instagram, donde ya acumula más de 363.000 personas a quienes le interesa el contenido que comparte la ya influencer. Ahora, se ha sincerado en uno de sus aspectos más personales y ha confesado el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) al que hace frente desde hace ya unos años. 

Amelia Bono habla por primera vez del trastorno que padece

Ha sido la propia Amelia Bono quien a través de una ronda de ‘preguntas y respuestas’ a través de su perfil de Instagram ha querido revelar este aspecto tan íntimo de su vida. Ha sido uno o una de sus seguidores quien le ha preguntado si «¿en serio te diagnosticaron tdah? ¿tomaste medicación?». La mujer de Manuel Martos ha revelado este aspectohasta ahora desconocido para muchos de sus seguidores.

Amelia ha confesado que efectivamente le diagnosticaron el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) pero que nunca tomó ninguna medicación. Además ha revelado que «no fue fácil en algunos momentos y aspectos de mi día a día… pero es un tema muy personal… he aprendido a vivir con ello», asegura sin querer dar más detalles sobre este trastorno con el que lleva viviendo desde hace años. Para sobrellevar mejor la situación, Amelia es muy dada a mantener unos hábitos de vida saludables combinando ejercicio a diario con una dieta equilibrada, además de una rutina muy organizada.

Instagram

Los detalles de la enfermedad que padece la hija de José Bono

Pero, ¿qué es? Tal y como indican los expertos de Mayo Clinic «es un trastorno mental que comprende una combinación de problemas persistentes, como dificultad para prestar atención, hiperactividad y conducta impulsiva. El TDAH en los adultos puede llevar a relaciones inestables, mal desempeño en el trabajo o en la escuela, baja autoestima y otros problemas». Habitualmente, este trastorno se da durante la edad infantil pero persiste con el paso de los años. En ocasiones puede desaparecer en la edad adulta, pero al parecer, por lo que ha contado Amelia Bono, ella sigue sufriéndolo. A pesar de que en los adultos, la hiperactividad puede disminuir, los problemas con la impulsividad, la inquietud y la dificultad para prestar atención pueden continuar.