La colaboradora de ‘Sálvame’ se ha trasladado hasta La Palma para ver de cerca las consecuencias tan devastadoras que ha dejado la erupción del volcán a su paso.


Lydia Lozano no lo ha dudado. Después de disfrutar de la despedida de soltera que ella y sus compañeros de ‘Sálvame’ organizaron este pasado martes a Anabel Pantoja en Madrid, la colaboradora de televisión ha cogido un avión con destino a La Palma. Y es que allí nació y allí tiene a familiares y amigos, a los que no ha dudado en apoyar en estos momentos después de la erupción del volcán. La lava se está llevando todo lo que encuentra a su paso, dejando a muchas personas sin sus casas.

Desde el avión, Lydia enseñaba las vistas desde la ventanilla. Aunque no se apreciaba nada desde la zona en la que ha aterrizado, sí se podía ver la nebulosa que ha creado el volcán. Nada más aterrizar, se ha ido a recorrer las calles de La Palma para ver de cerca las consecuencias que está dejando la lava en la isla bonita. Además, no ha dudado en hablar con expertos para ver cómo avanza la erupción, así como con los habitantes.

«Lucha por nosotros, Lydia. Esto es un desastre». Esta ha sido la petición de una vecina, que totalmente rota, le ha pedido a Lydia Lozano que trate de luchar por todos los habitantes de La Palma, que están sufriendo las consecuencias desoladoras de la erupción del volcán. Lydia no ha podido evitar las lágrimas al hablar con personas de la isla, siendo consciente de lo que están sufriendo.

Lydia Lozano se emociona al hablar con los habitantes de La Palma

© Telecinco.

Desde allí está informando de la última hora del volcán desde La Palma. A pesar de que ha ido para informar, Lydia Lozano no ha podido evitar las lágrimas al ver cómo está todo.
«Ya estoy en la isla de La Palma. Desde que he aterrizado, esto es desolador», empezaba diciendo Lydia nada más llegar y se trasladaba al lugar donde se está acogiendo a las personas que no han podido quedarse en casas de amigos y familiares. «Todo el mundo te habla de sus pérdidas de sus familias», dice emocionada. Antes de coger el avión que le llevaba a su tierra, Lydia compartía con todos lo que le había dicho su madre: «Mi madre dice que tienes los sentimientos encontrados.

Lydia ha querido desplazarse hasta el lugar donde se están quedando muchas personas que han perdido sus casas. «Son personas que todavía no saben si tienen sus casas…», ha comentado. «No es venir de reportera, es que cada paso que doy, hay gente que conozco. La gente me abraza, me besa, me pide ayuda. Me dicen que desde ‘Sálvame’ pongamos los teléfonos de donaciones. Son personas que no han perdido el pasado, han perdido el futuro», dice emocionada desde La Palma.

«No tengo palabras… Hay habilitados sitios en los que poder donar, estamos en el pabellón de deporte. La gente dona zapatos porque mucha gente cuando se ha ido de casa, va descalzo o con un solo par de zapatos. Es impresionante la labor que se está haciendo», ha declarado sobre la increíble labor que están haciendo todos. «Protesta, haz lo que tengas que hacer para que nos escuchen porque esto es un desastre». La colaboradora asentía, emocionada, mientras le contaban cómo la lava se está llevando las casas como si fueran «papel» y se marchaba entre lágrimas.