Amaia Montero ha vuelto a mostrar su cuerpo sin reparos, orgullosa de cómo ha logrado remodelarlo hasta conseguir la figura deseada. Eso sí, su estratégico desnudo no llega a saltarse las normas de ‘decoro’ de las redes sociales


Amaia Montero parece haberle cogido el gusto a esto de quitarse la ropa para reaparecer en su perfil de Instagram y ser objeto de halagos entre sus fans. La controvertida cantante sabe que también habrá quien critique cada movimiento público que realice. Por eso ya ha entendido que debe protegerse de los insultos y descalificaciones, mostrando tan solo parcelas elegidas estratégicamente de su vida para ofrecérselo a sus fans, dejando otras ocultas para no ser diana de las críticas que, por ejemplo, le obligaron a huir de Twitter -por enésima vez- el pasado mes de septiembre. La exvocalista de ‘La Oreja de Van Gogh’ ha aprendido qué puede y qué no compartir con el mundo y, afortunadamente para sus fieles seguidores, los desnudos están permitidos en esta nueva etapa en la que se encuentra Amaia Montero.

La última foto con la que Amaia Montero ha ayudado a subir la temperatura de este frío otoño no ha dejado indiferente a nadie. La artista ha dejado en shock a sus más de 234.000 seguidores con una nueva imagen en la que muestra su cuerpo al natural, como Dios la trajo al mundo, dejando la ropa a un lado y centrando todo el interés en su piel desnuda. Eso sí, Amaia Montero parece estar haciéndose una experta en esto de insinuar lo justo y necesario para quitar el hipo a sus fans, sin llegar a saltarse el estricto control de censura de Instagram. Con ello, enseña la suficiente porción de piel como para robar suspiros entre todos, pero sin llegar a escandalizar lo suficiente como para caer en inexplicables ofensas ante ver el cuerpo femenino sin ataduras ni distracciones.

Amaia Montero parece estar muy orgullosa de su nuevo aspecto físico. La cantante ha dado un giro de 180 grados a su imagen, sometiéndose a evidentes tratamientos de estética y, según afirman muchos de sus fans, también a algún que otro retoque, para poner a punto su belleza. Además, su figura evidenciaba que había puesto fin a los kilos de más, afinando su silueta con dieta y ejercicio como el yoga. Lo ha hecho para acompañar el nuevo trabajo musical que se trae entre manos y el cuál se lanzará en los próximos meses al mercado, haciendo tándem con su nueva belleza.

Por ello, Amaia Montero ha comenzado a hacer algo que desde hacía años era impensable: comenzar a mostrar nuevas fotografías suyas que evidencien cómo es realmente en la actualidad, dado que ha estado años actualizando sus redes sociales con fotos del pasado. Una actitud que, por cierto, fue motivo de bronca entre sus seguidores, que hartos de ver las mismas fotos de su estrella decidieron reclamarle nuevo material fotográfico, a lo que ella respondió estallando en cólera y marchándose de las redes sociales, para regresar semanas después como si nada.