Alma Cortés se ha defendido de quienes la critican en las redes sociales. En su canal de Instagram, la hija de Raquel Bollo ha aclarado que trabaja para ganarse la vida, que no vive de las ayudas de nadie y que su sustento económico solo depende de su esfuerzo en el trabajo.

El nuevo coche de Alma

Hace apenas unos días, la joven compartía con sus seguidores en las redes sociales una feliz noticia. Se había comprado un coche. «Todo llega para quien sabe esperar’. Siempre me ha encantado esta frase y ahora más que nunca la entiendo», decía. «Llevaba muchísimo tiempo queriendo tener mi propio coche y para ello trabajamos, ahorramos, buscamos mil millones de opciones y de coches distintos… hasta que al final esperando y esperando lo encontramos y por fin puedo decir que ya lo tenemos. Estoy bastante ilusionada y feliz», señalaba.

Su post presumiendo de nuevo vehículo recibía numerosos comentarios. «Si no trabajas , dónde sacas para tanto», le echaban en cara algunos usuarios. «¿En qué trabajas? El coche te lo han regalado. Vende exclusivas con tu madre, solo dinero fácil es lo vuestro», señalaba otro ‘follower’. Otra cibernauta se lamentaba: «Qué injusto… Con la de jóvenes que se matan horas y horas estudiando unas oposiciones o carreras trabajando de día y estudiando me de noche… Sin recursos.. Y otros por vender sus vidas, qué fácil lo tienen todo».

«No soy una muerta de hambre»

Ante este tipo de juicios, Alma Cortés ha publicado un vídeo para explicar que nadie le regala nada. «Sé que no merece la pena entrar en el juego, pero llega un momento que te cansa porque yo soy mamá. Igual que otras muchas personas, yo estudio y trabajo igual que otras muchas personas. No soy una muerta de hambre, no soy una aprovechada”, indicaba.

Visiblemente enfadada, la hija del desaparecido Chiquetete ha detallado que vive única y exclusivamente de su trabajo. “Vivo en una casa propia que tenemos tanto mi pareja, como yo. Pagada por nosotros. Tengo un coche pagado por nosotros, con nuestro trabajo y nuestro esfuerzo”. Hace tres meses, Alma Cortés dio a luz a Jimena, su primera hija, fruto de su relación con a Cortés Bollo y su pareja, Juan José Peña. La pequeña ha colmado de felicidad a la pareja, que ha pasado el confinamiento en su domicilio de Sevilla. A lo largo de este tiempo han seguido las recomendaciones indicadas por las autoridades sanitarias para evitar poner en riesgo a su pequeña, aún lactante.

Volcada en su faceta como ‘influencer’

A pesar del disgusto que se ha llevado ante las últimas críticas, lo cierto es que Alma está acostumbrada a recibir comentarios de este tipo en las redes sociales. En su cuenta de Instagram la siguen 148.000 ‘followers’, con los que suele compartir escenas de su día a día. A pesar de su juventud, compagina su faceta como madre con su labor como ‘instagrammer’. Asimismo, sube vídeos de manera regular en su canal de Mtmad, donde también la siguen miles de usuarios. En sus últimas publicaciones en la plataforma de Mediaset, Alma se dejaba maquillar por su hermano pequeño, Samuel, e invitaba a su otro hermano Manuel a hablar de la paternidad.

Raquel Bollo, tras los pasos de su hija en Instagram

Por su parte, su madre también sabe sacar partido de las redes sociales. Raquel Bollo, que lleva meses alejada de su trabajo como colaboradora en ‘Sálvame’, también se ha centrado últimamente en desarrollar su labor en Instagram. Desde que no se sienta en el sillón del programa de Telecinco tiene más tiempo para prestar su imagen a numerosas firmas de moda y de productos de belleza. A través de sus redes comparte con sus 503.000 seguidores los productos y servicios de numerosas empresas que contratan sus servicios como prescriptora de distintas marcas. Hace unos días, la andaluza utilizaba su perfil para apoyar públicamente a Rocío Flores, hija de Antonio David Flores, que se juega su puesto en la gran final del ‘reality’ el jueves 4 de junio.