La hija de Raquel Bollo anuncia que está preparada para bajar algunos kilos antes de someterse a un entrenamiento estricto para ganar masa muscular.


Alma Cortés Bollo está en plena época de exámenes. Aunque le quedan ya los dos últimos para acabar, la joven ha explotado después de varios días de tensión. De hecho, no ha dudado en desconectar y salir a dar un paseo, que ha ido alternando con unos cuantos kilómetros corriendo. Nada más llegar a casa después de la carrera, la hija de Raquel Bollo contaba qué tal había sido la experiencia.

Después de desvelar cómo se le había dado la carrera de casi cinco kilómetros, la joven ha querido compartir con sus seguidores que empieza este lunes una nueva etapa en su vida, basada en alimentación sana y deporte: «Hoy es lunes y ya empiezo a cuidarme. Es verdad que estoy a gusto tal y como estoy, pero como ya termino los exámenes, y quiero empezar a entrenar. Me pesé ayer y pesaba 58 kilos», empieza diciendo sobre cómo se encuentra ahora.

«Yo cojo masa muscular muy pronto y no me gusta. Se me ponen las piernas demasiado anchas. Lo que hago, antes de empezar a entrenar, es que si estoy en más de 55 kilos, pues perder hasta 55 y después cojo como tres kilos de masa muscular. Me quedo como en unos 58 kilos y la verdad es que me encanta cómo se me queda el cuerpo. Esta semana voy a empezar a cuidarme, no voy a hacer dieta, voy a comer bien, sano… Voy a intentar perder esos tres kilos», explica sobre qué va a hacer ahora para ponerse en forma.

Alma Cortés Bollo asegura que tiene que perder tres kilos

© Redes sociales.

Este cambio de vida lo anuncia después de haber empezado ya con el deporte. Aunque le quedan dos exámenes todavía, la joven ha necesitado salir a la calle para desconectar y quitarse la presión que está sintiendo durante estas semanas de mucho estudio y de muchos exámenes. Lo primero que ha hecho es empezar con una rutina de correr.

«Ya he llegado. Estoy muerta. Después de tres meses, está bastante bien los kilómetros que he hecho. Casi 5 kilómetros, ya sé que son pocos, estoy muerta, intentaré conseguir más. Estoy muerta, pero lo necesitaba muchísimo. Después de este examen, que como os he dicho, era el penúltimo, pero al final lo tienen que repetir, porque la plataforma se caía», empezaba diciendo.

«Al final tenemos que ir mañana a hacerlo presencial. Me he agobiado muchísimo y necesitaba salir a desahogarme. Por eso he salido y a partir de ahora saldré más a menudo. Me he vuelto a reventar las rodillas. Yo tengo un problema en el menisco, que me lo partí y no puedo correr. Pero lo hago porque lo necesito», aseguraba. Poco a poco va retomando el estilo de vida que había dejado aparcado para ocuparse de sus exámenes. Estamos seguros de que veremos los cambios próximamente.