La hija de Terelu Campos ha explicado cómo fue su encuentro con su tía y ha reconocido que aún tienen una conversación pendiente.


La paz ha llegado al clan Campos. Con el nuevo año, Carmen Borrego, Terelu Campos y Alejandra Rubio han conseguido acercar posturas después de numerosos enfrentamientos televisados y polémicas que han ocupado los titulares de la crónica social en los últimos meses. Este domingo, la joven ha hablado largo y tendido en ‘Viva la vida’ sobre el reencuentro que tuvo con su tía y no ha dudado en entonar el mea culpa y compartir con los espectadores el error que ha cometido desde el principio del conflicto.

Alejandra Rubio
Telecinco

Alejandra Rubio ha confirmado que tiene una buena relación con Carmen Borrego, aunque confiesa que aún les queda una conversación pendiente. «Hay que hablar muchas cosas todavía. No hemos aclarado nada. Es la realidad, estamos bien pero no hemos hablado nada», explica. Echando la vista atrás, la hija de Terelu Campos ha entonado el mea culpa y ha afirmado que el mayor error que ha cometido «ha sido destapar esto». «No tenía que haberlo hecho nunca. Lo que pasa es que lo que sucede conviene y si pasó así era porque tenía que pasar. Yo creo que me equivoqué cuando dije que no teníamos la relación de hacía tiempo. Eso hizo que la gente hablara mucho y creo que eso ha sido el mayor problema«, confiesa la joven.

De la misma forma, la nieta de María Teresa Campos también ha reconocido que cuando se reencontró con Carmen Borrego sintió que no había pasado nada entre ellas, algo que no ve como positivo puesto que es de las que piensan que deberían de haberse sentado a aclarar las cosas de forma privada. «Pienso que hay que hablar las cosas y que no hay que dejarlo pasar… Si hacemos como si no hubiera pasado, todo sale al final», asevera.

Carmen Borrego, Terelu Campos y Alejandra Rubio se sentaron las tres juntas durante la velada familiar y estuvieron hablando durante una buena parte de la tarde junto al marido de la colaboradora de ‘Sálvame’. «Yo creo que tenemos que quedar un día, a solas, sin que haya gente. Primero ellas dos y luego ya entraré yo en la conversación», matiza. Por otra parte, para quitarle hierro al asunto, la joven admitía que no recordaba si había llegado a darle un beso a su tía por lo concienciada que está su madre con el tema de la situación de emergencia sanitaria.

Alejandra Rubio quiere que su tía le dé «caña» a Kiko Hernández

No contenta con todo esto, Alejandra Rubio también ha reconocido que le gustaría que su tía le parara los pies a Kiko Hernández cuando este cruzara la línea con respecto al resto de su familia. «Quiero que le dé más caña a Kiko Hernández. Llega un punto en el que eres cansino. Dejadnos ser felices. Parece que no le gusta que la gente se lleve bien. Kiko no quiere a mi tía, eso está clarísimo», reflexiona la joven.