El arquitecto, novio de Raúl Prieto, ha compartido una buena noticia. Se ha liberado de «un calvario» que le ha supuesto seis años de disgustos.


Joaquín Torres, más conocido por ser el ‘arquitecto de los famosos’, ha compartido con sus seguidores una feliz noticia. El fundador del estudio A-Cero y novio de Raúl Prieto (director de ‘Viva la vida’, como ya lo fuese de ‘Sálvame’) se ha desvinculado por completo de un caso de corrupción y tráfico de influencias en el que nunca tuvo implicación alguna y que le ha costado años de disgustos, tanto en el terreno profesional como personal.

@acerojoaquintorres

El propio arquitecto ha relatado el motivo de su felicidad a través de un comunicado que ha compartido en su cuenta de Instagram. «Hoy querría publicar y compartir esta reflexión que hago sobre una “buena noticia” que hemos recibido hoy. Como siempre os agradezco y os agradeceré vuestro apoyo y vuestros comentaros», detalla. En su post describe la pesadilla que ha vivido por culpa de un caso en el que no tuvo participación ni intervención de ningún tipo.

«Esta mañana temprano, me he levantado con una ‘buena noticia’ de mi abogado. Después de seis años a Rafa y a mí nos desimputan por corrupción en la construcción de un teatro por la alcaldía de Getafe«, escribe. En su misiva destaca que este caso le ha supuesto «seis años de un calvario que solo Rafa y yo sabemos lo que ha sido. Seis años de noticias y noticias en prensa del ‘arquitecto de los famosos’ investigado por corrupción y tráfico de influencias», señala.

«Solo siento rabia e impotencia»

«Seis años en una causa que nada tenía que ver con nosotros, ni tan siquiera hicimos ese proyecto. Nada de nada, simplemente porque habíamos ganado el concurso de otro proyecto que no tenía nada que ver, ni estaba en esa causa», añade. «Seis años y ni una sola línea en la prensa después de decenas y decenas de artículos contra nosotros… contra mí. ¿Buena noticia?».

Gtres

«No había nada, lo sabía hasta el propio fiscal, que lleva años pidiendo sacarnos de la causa, y hoy solo siento rabia e impotencia. El daño sobre nosotros y nuestra empresa se hizo. ¿Y ahora qué? ¿Quién nos repara todo ese año?», se lamenta. «¿Por qué no se persiguen las acusaciones falsas? ¿Por qué se permiten en nombre de la justicia tantas injusticias?», concluye.

La implicación de Joaquín Torres en el citado caso judicial se remonta a 2015. Ese año salió a la luz pública el «caso Teatro», que tenía como principal objeto la investigación de supuestas irregularidades en la adjudicación de contratos por parte del consistorio de Getafe bajo el mandato del ex-edil y senador territorial por Madrid, Juan Soler-Espiauba. Entonces, el juez y la policía iniciaron una investigación para saber si se amañó el contrato de construcción del Centro Europeo de Producciones Audiovisuales y Escénicas, el proyecto estrella de Soler en la legislatura 2011-2015. La obra, de 2,4 millones de euros, fue adjudicada a Dragados. El caso arrastró consigo la investigación de 40 personas, entre las que se encontraban cargos públicos, funcionarios y empresarios. Entre ellos, Joaquín Torres y su socio, Rafael Llamazares.

Gtres

A sus 50 años, Joaquín Torres es uno de los arquitectos más reputados de nuestro país. Su estudio ha firmado construcciones alrededor del mundo: desde la exclusiva urbanización La Finca, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, el Concordia Corporate Tower, en Minas Gerais (Brasil), el Pabellón de España en la Exposición Universal de Dubai Expo Dubai 2020, La Quinta de Luanco… y un largo etcétera. También se ha encargado personalmente de construir las casas de numerosos rostros conocidos, como Fernando Hierro, Elsa Pataky, Zinedine Zidane o Alejandro Sanz. Entre su selecta clientela destacan también personalidades de la esfera política, como Felipe González, o empresarios millonarios como Amancio Ortega, fundador del imperio textil Inditex.

En el terreno personal, mantiene una relación sentimental con Raúl Prieto, uno de los directores con más gancho de la televisión, y que acaba de fichar por Mediaset después de tener desavenencias económicas con Cuarzo TV, para la que trabajaba al frente del programa de Emma García en Telecinco. Prieto es, además, uno de los mejores amigos de Belén Esteban. No en vano fue padrino el día de su boda con Miguel Marcos (a la que Torres fue invitado).

Torres, divorciado y padre de dos hijos

La pareja se conoció en 2016 en una de las visitas del arquitecto al plató de ‘Sálvame’. Un año antes, Joaquín Torres se había divorciado de su mujer, la pintora Mercedes Rodríguez Parrizas, con la que tiene dos hijos, Manuel y Álvaro. Tras su ruptura con su esposa confesaba: «Yo era incapaz de decir que era homosexual, le dije a mi mujer que era bisexual. Cuando me casé le puse dos condiciones: no tener hijos y no dejar el trabajo. Yo no deseaba a mi mujer y me sentía muy culpable. Ella lloraba y yo lloraba. Yo me acostaba con ella pero no la deseaba».