La joven cantante, que está a punto de empezar la gira de su último disco, está muy pendiente de las obras de la casa que compró el pasado año por 750.000 euros.


Desde que se proclamara finalista de ‘Operación Triunfo 2017’, el éxito de Aitana ha subido como la espuma. A sus 21 años, la concursante de esta exitosa edición no ha dejado de trabajar, proclamándose una de las artistas más increíbles del momento. Y no solo en nuestro país, también de manera internacional. Ahora la joven prepara su gira ’11 Razones Tour’ después de más de un año sin poder subirse a un escenario por culpa de la pandemia.

Pero no es lo único en lo que está inmersa Aitana. La joven cantante lleva ya un tiempo instalada en la capital, donde se mudó tras participar en el concurso de TVE. Después de estar viviendo en diferentes lugares, Aitana compró el pasado año una espectacular casa en la zona de la Dehesa de la Villa, en Madrid, por 750.000 euros. La vivienda necesitaba algunos cambios y la joven no dudaba en meterse en obras para adecentar el hogar a su gusto.

Aitana acudía hace apenas unos días a la vivienda para supervisar las obras. Lo hacía sola y ataviada con un look cómodo e informal. La pareja de Miguel Bernardeau optó por lucir unos pantalones de lino beige, camiseta lencera, sandalias y bolso, el mejor conjunto para meterse en su vivienda. No se separó de su teléfono móvil, ya que podría estar hablando con algún familiar para que le diera las pautas a seguir en lo que se refiere a supervisión de obras.

Aitana está muy pendiente de las obras de su casa de Madrid

© Gtres.

La casa que ha adquirido se encuentra muy cerca de la vivienda en la que vive su suegra, Ana Duato. Cuenta con 270 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas. La pared exterior es de ladrillo visto, pero está totalmente cubierta por una hiedra verde que le da un toque original a la casa. Aitana consideró que la casa necesitaba un cambio y no dudó en meterse en obras para darle su toque personal.

Esta será la casa en la se mude Aitana junto a su novio en los próximos meses, cuando las obras finalicen. De esta forma, podrán dejar el piso en el que entró a vivir de alquiler la cantante en Madrid, y que perteneció a Blanca Suárez. Allí ha vivido durante dos años, pero parece que este lugar se le ha quedado pequeño, necesitando así un hogar más espacioso.

El padre de Aitana también ha estado pendiente de cómo avanza el hogar de su hija

© Gtres.

El chalet cuenta, además, con un espacio jardín, donde su mascota podrá estar a sus anchas. Esta vivienda tiene altas paredes, lo que permite que la cantante y su pareja puedan vivir en intimidad. Y es que Aitana siempre ha buscado la privacidad y pocas veces habla de su vida personal.