Adara ha tomado una decisión que afecta a su carrera en la televisión justo cuando se rompe al hablar de cómo está la relación con su padre.


Adara Molinero se ha convertido ya en todo un personaje de estos días en casa. La ganadora de la última edición de ‘GH VIP’, que es la defensora de su madre en el plató de ‘Supervivientes’ se quedaba en Madrid con su hijo (a pesar de que su residencia habitual está en Mallorca) para cumplir con su trabajo.

Desde la casa familiar en la que se encuentra estos días, Adara no ha parado de contar cómo está viviendo estos días después de la ruptura con Gianmarco, que hacía las maletas para poner rumbo a Italia pocos días después de que empezara el confinamiento. La ganadora de ‘GH VIP’ ha vuelto un día más a contarnos 50 cosas que desconocíamos sobre ella.

La joven se ha convertido ya en una de las concursantes más seguidas en las redes sociales. Cuenta ya con más de 846.000 seguidores en Instagram, lo que la convierta ya en toda una influencer, con la que muchas firmas cuentan ya para anunciar sus prendas de ropa o sus productos de belleza.

Sin embargo, Adara Molinero prefiere llevar su vida personal en un discreto segundo plano, aunque cuando sus seguidores le preguntan, no duda en contestarle con sinceridad. Eso es lo que ha hecho en su nuevo vídeo del canal de Mtmad, donde ha hablado de la relación que mantiene con su padre después de que se hiciera pública su distanciamiento.

Justo en el momento en el que ha recordado su infancia, Adara no ha podido evitar emocionarse: «Tuve una infancia un poco dura. Estamos de buen rollo, así que voy a contar los buenos momentos. Me encantaba que mi padre me pusiera películas de dibujo», comenzaba diciendo sin poder seguir hablando.

Rota de dolor, volvía con lágrimas en los ojos: «Esto me ha hecho conectar con lo que estoy viviendo con mi padre…», comenzaba confesando. «No quiero, no quiero… llevo muchos días aguantando y aguantando, sin echarlo… ya está. Últimamente siento mucho dolor, pero no lloro. Lo llevo ahí dentro y me doy cuenta de que lo estoy acumulando y acumulando. Tengo que coger un día y llorar hasta que los ojos me revienten y así a ver si me hago fuerte de una vez», decía disculpándose por el momento que acababa de protagonizar.

Hay que recordar que a principios del mes de abril, el padre de Adara mostraba públicamente el disgusto que tenía con su hija tras conocerse la ruptura con Gianmarco. Luis Jesús Molinero no olvida lo dura que ha sido su hija con él y señaló que desconocía a cuento de qué ha realizado las declaraciones que ha hecho sobre su persona: «Ella sabrá si le compensa o no». Su padre demostró que no se compadecía del mal momento que estaba pasando y se mostraba tajante: «Es simplemente el resultado de sus decisiones, nada más». 

Esto ha sido uno de los motivos que han llevado a padre e hija a mantener una relación de lo más distanciada, que ahora mismo es nula. De hecho, Adara no puede olvidar lo mal que está con su padre y es una de las cosas que le llevan a estar pasando uno de los peores momentos de su vida.