Francisco Rivera acompañó a Susanna Griso en la gala de los Onda.

La gala de los Premios Onda ha logrado reunir en la alfombra roja a los hermanos Francisco y Kiko Rivera, una sorpresa para muchos, ya que nadie esperaba su presencia, ni siquiera su cuñada Eva González, que también acudió al evento y que se llevó una alegría enorme al saber que los hermanos de su marido estaban también allí.

Francisco Rivera, vestido con un traje de chaqueta y pantalón en color azul y corbata también azulada, aclaró que se encontraba allí acompañando a su jefa, Susanna Griso, una de las premiadas por el programa ‘Espejo Público’ donde Francisco colabora. Lourdes, su mujer, recién llegada de viaje de trabajo, no pudo acompañarlo: «Vengo en muy buena compañía, acompañando a mi jefa. El segundo Ondas que gana. Estoy aquí apoyándola. La verdad es que se lo merece porque es una bestia trabajando».

Susanna Griso, una de las premiadas, espectacular con un vestido de gala verde.

La propia Susanna Griso aclaró más tarde que Francisco Rivera se encontraba allí en calidad de reportero. «Me ha hecho un reportaje, yo le hice uno cuando se cortó la coleta en Ronda y hoy hemos cambiado los papeles. Ha sido él el que me ha grabado una entrevista, se ha colado, está de reportero».

Si sorprendió la presencia de Francisco Rivera en la gala, más sorprendente aún resultó la de su hermano Kiko Rivera. El DJ aclaró que al encontrarse en Sevilla, no pudo resistirse a aceptar la invitación de la organización: «Me ha pillado aquí en Sevilla y para mí es un placer poder acudir a este tipo de evento».

Luciendo tipo una vez más tras la pérdida de peso que ha experimentado tras la reducción de estómago a la que se sometió hace unos meses, Kiko recibió con agrado los piropos de los reporteros presentes que se encontraban en la alfombra roja cubriendo el acto. El hijo de Isabel Pantoja vistió un elegante esmoquin negro con pajarita roja. Al igual que su hermano Fran, Kiko acudió sin la compañía de su mujer. Confesó que Irene Rosales, embarazada de más de 7 meses, se había tenido que quedar al cuidado de su hija Ana: «Irene está a puntito de dar a luz y estamos muy contentos, deseando ya. Será para enero o febrero», comentó.

Kiko Rivera aprovechó su presencia en Sevilla para acudir a la gala.