La princesa Victoria de Suecia ha retomado sus compromisos luciendo una imagen muy atractiva. Acompañada por su marido, Daniel Westling, la heredera acudió a la ceremonia de entrega de las becas de la Fundación Micael Bindefeld y del Teatro Dramático Nacional en Estocolmo, que coincidía con el Día internacional del Holocausto.

victoria de suecia, daniel westling
Gtres.

La hija de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia llevaba un traje de chaqueta y pantalón negro que alargaba y estilizaba mucho su figura.

La clave estaba en la chaqueta, de inspiración batín, que lleva un recogido en la cintura, lo que le da un punto diferente al tradicional traje de corte ejecutivo. Se trata de un diseño de Hugo Boss y cuesta 449 euros. Podría copiárselo la mismísima Reina Letizia, que es una gran aficionada a esta marca alemana.

hugo boss victoria de suecia
Hugo Boss.

Por debajo se puso una blusa blanca con lazada, ribeteada en blanco y negro, de Peter Pilotto. A sus pies, unos originales salones bicolor en blanco y negro.

Victoria iba peinada con un moño bajo con algo de volumen en la parte superior y lucía unos discretos pendientes redondos. Para terminar, sacó una cartera de mano negra. Todo ello le brindaba una imagen elegante y profesional, pero sin renunciar a los detalles de la moda en tendencia.

victoria de suecia
Gtres.

La princesa tiene 44 años y dos hijos, la princesa Estelle y el príncipe Oscar, y cada vez ostenta un mayor peso institucional. Con permiso de su padre, eso sí. En el futuro será la reina de Suecia, la primera en siglos de historia, y demuestra estar perfectamente preparada.

Después de superar sus problemas de anorexia en la juventud, se podría decir que el amor la ha salvado. Y es que en este camino ha encontrado a la pareja perfecta en Daniel Westling.

Se casaron en 2010 y, aunque muchos exponían sus dudas sobre la conveniencia de que la heredera se casara con el regente de un gimnasio, lo cierto es que el tiempo les ha dado la razón y son un matrimonio sólido que se apoya en todo.

En lo bueno y en lo malo, sobre todo en las cuestiones de salud que han afectado al príncipe, quien tuvo que ser trasplantado de riñón. En 2020 celebraron su décimo aniversario de boda con unas románticas fotografías en su residencia. Y siguen sumando.