La princesa Victoria de Suecia y su marido, Daniel Westling, están en cuarentena tras dar positivo en coronavirus. El médico de la familia rastrea ya sus contactos en busca de posibles contagios


Victoria de Suecia y su marido, el príncipe Daniel Westling, han dado positivo en coronavirus este mismo jueves, como así han confirmado desde la casa real sueca a través de un comunicado. La futura reina de Suecia ha comenzado la cuarentena tras realizarse una prueba PCR y comprobar que el resultado era positivo este miércoles y permanecerá en casa y evitando todo contacto con el exterior al menos durante las próximas dos semanas. La princesa comenzó a notar los primeros síntomas el miércoles y un día después recibió el molesto resultado, por lo que ya guarda cuarentena junto a su marido y sus hijos, la princesa Estelle y el príncipe Oscar. Eso sí, desde palacio han querido llamar a la tranquilidad en el comunicado, asegurando que la pareja se encuentra fuera de todo peligro, pese a que están “experimentando una ligera sintomatología”.

Tal y como han informado desde la casa real sueca, el médico de la familia ya está rastreando los posibles contactos de la princesa Victoria de Suecia y su esposo, para recomendar cuarentena a sus allegados con los que ha podido compartir espacio en los últimos días. La intención es aislar a todos los que hayan estado con ellos y así evitar la propagación del coronavirus en palacio y entre sus trabajadores. Y no es la primera vez que deben permanecer aislados del mundo para frenar la propagación de la pandemia por los pasillos de palacio y es que el pasado mes de noviembre un positivo en la corte provocó que la familia entera, incluidos los reyes Carlos Gustavo y Silvia, guardase cuarentena preventiva. Eso sí, en ese caso las pruebas de Covid dieron negativo y pronto recuperaron la normalidad.

Foto: Casa Real Suecia

Ahora bien, no todos se libraron del coronavirus y es que dos de las pruebas realizadas a la familia real dieron un resultado positivo. Se trataba de la del príncipe Carlos Felipe de Suecia y la de su esposa, Sofía Hellqvist, que pasaron la enfermedad, al igual que le sucede ahora a la princesa Victoria de Suecia, con sintomatología leve y sin causar demasiados estragos en ellos.

Cabe destacar que la familia real sueca fue la primera monarquía europea en tomar medidas de prevención contra el coronavirus cuando estalló la pandemia a principios del mes de marzo del pasado año, cuando el virus se descontroló y pululó entre los países de Europa sin frenos. La casa real activó un protocolo de contención del coronavirus, que pasaba por cancelar una cena de gala y estudiar con detalle cada uno de los actos programados en agenda para valorar si era importante llevarlo a cabo o si era más prudente cancelarlo para proteger a todos, como así finalmente terminaron haciendo. Días después el resto de las monarquías europeas fueron adaptando su mismo modelo de prevención de la infección, cerrando sus agendas oficiales a cal y canto y encerrando a los miembros de las familias reales en la seguridad de palacio.