La exmujer del príncipe Luis de Luxemburgo, con quien tiene dos hijos, anuncia su boda con el empresario suizo Frank Floessel.


En 2006 Tessy Antony entró en la realeza europea tras su matrimonio con el príncipe Luis de Luxemburgo, el tercero de los cinco hijos de los Grandes Duques Enrique y María Teresa. Se le concedió el apellido dinástico de Nassau y no sería hasta tres años después cuando ella y sus dos hijos obtuvieran el título de Princesa y Príncipes que hasta entonces se les había resistido. Pero eso nunca pareció importarle. Tessy no era una ‘royal’ al uso; nunca lo fue.

Gtres.

En su boda, con solo 21 años, acudió de blanco y con su primer hijo, Gabriel, de seis meses, en brazos. De familia humilde y exsoldado de profesión, entre muchas otras cosas, Tessy pronto se hizo su propio hueco en palacio, pese a que se comentaban sus diferencias con su suegra. Sin embargo, en 2017 la pareja se separaba y su divorcio se oficializaba en 2019. Ahora la joven acaba de anunciar que se casa de nuevo. El amor lo encontró, como quien dice, a la vuelta de la esquina.

Con una romántica foto frente a la chimenea y abrazada a su amor, que ha publicado en sus redes sociales, Tessy comunicaba la feliz noticia al mundo: «Sí al 2021 y a muchos más años juntos». Eso significa que ya está aquí la primera ‘boda real’ del año… o casi.

El novio es el empresario suizo Frank Floessel, un ingeniero eléctrico que curiosamente guarda un cierto parecido con su exmarido y tiene su propia empresa, ETH, y se dedica al sector tecnológico. Ambos llevan un año y medio saliendo y se conocieron porque también es uno de los patronos de la ong Professors Without Borders (Profesores Sin Fronteras), compañía que fundó Tessy para promover el acceso a la educación superior por todo el mundo.

Redes sociales.

La pareja comparte intereses humanos y profesionales y, lo que es más importante, Frank Floessel se encuentra perfectamente integrado en su círculo familiar, ya que conoce y trata con frecuencia y naturalidad a los dos hijos de la ya exprincesa, Gabriel y Noah, de 14 y 13 años respectivamente, quienes han dado el visto bueno a este nuevo matrimonio. De hecho es habitual verles en las redes sociales saliendo al campo y en la comodidad de su hogar, donde todos juntos pasaron el confinamiento durante la pandemia.

De momento se desconocen más detalles, pero su «sí, quiero» ya está en marcha. No tendrá nada que ver con el que protagonizó junto al príncipe Luis, quien también ha rehecho su vida sentimental. En su caso reside en París (Tessy y sus hijos en Londres) junto a la empresaria y coach de altos directivos francesa Laurent Meeschaert, con la que también tiene intención de casarse. Después de un tiempo de batalla judicial hasta que formalizaron los términos de su divorcio, Tessy y Luis han regresado a la paz, tal y como contaba ella recientemente: «Luis y yo somos muy cercanos cuando se trata de los niños. Seguimos siendo un equipo maravilloso».

Gtres.

Luis (34) y Tessy (35) se conocieron cuando el príncipe visitó a las tropas desplegadas en Kosovo durante la guerra de la antigua Yugoslavia. La joven soldado (permaneció cinco años en el Ejército) acaparó su atención y pronto iniciaron una relación que desembocaría en la llegada de su primer hijo, todavía sin estar casados, y con apenas 20 años. Tessy, que tiene un hermano gemelo, actualmente está inmersa en varios proyectos solidarios. Además del ya mencionado, también se estrenó el pasado octubre como diseñadora de su propia firma de moda, Human Highness (Alteza Humana) y su propio podcast, llamado Tessy Antony de Nassau’s Zoom O’Clock». También es Embajadora Global de Naciones Unidas para Jóvenes Mujeres y Chicas Adolescentes.