Miriam Ungría, viuda de Kardam de Bulgaría, se ha casado por sorpresa con el príncipe jordano Ghazi Bin Muhammad. La celebración tuvo lugar este sábado, 3 de septiembre, en presencia del rey Abdullah II. También asistieron los príncipes El Hassan Bin Talal y Talal Bin Muhammad. Una noticia que ha confirmado la Casa Real de Jordania difundiendo una imagen del enlace. Se trata de una boda totalmente inesperada. En nuestro país no había constancia de que la empresaria mantuviese un romance con un príncipe jordano.

Miriam Ungría
Casa Real Jordania

La novia ha elegido para la ocasión un diseño satinado de firma española, Cortana, en color hueso con un favorecedor escote barco. El vestido, ajustado a la cintura, contaba con una manga estilo murciélago. Miriam Ungría, de 58 años, ha vuelto a casarse y lo ha hecho de forma muy íntima. Hace catorce años su vida sufrió un duro golpe cuando su marido, Kardam de Bulgaria, heredero del extinto trono de Bulgaria, fue víctima de un grave accidente de tráfico muy cerca de Madrid -ella también viajaba en el coche-. Las secuelas del príncipe de Tirnovo, que falleció en 2015, fueron irreversibles y ella se volcó durante años en su cuidado. Cabe recordar que su primer enlace fue ortodoxo y es madre de dos hijos, Boris y Beltrán.

La vida discreta de Miriam Ungría

Los últimos años Miriam Ungría se ha refugiado en Londres y se ha volcado en su faceta profesional. Se ha dedicado al diseño de joyería y está al frente de la compañía ‘MdeU’, ubicada tanto en Madrid como en la capital inglesa. Ahora comienza un nuevo capítulo de su vida, convertida en la princesa Maryam Al Ghazi. Se integra, además, en miembro de la Corte Hachemita. Su actual marido, el príncipe Ghazi Bin Muhammad tiene 55 años y es profesor de Filosofía. Es hijo del también príncipe Muhammad bin Talal de Jordania y nieto del rey Talal. Su parentesco con el rey Abdullah II es de primo y ocupa el puesto número 18 en la línea de sucesión al trono hachemita. Es un apasionado de la Literatura y se graduó con honores en Literatura Comparada por la Universidad de Princeton, Estados Unidos.

miriam ungria
Instagram

En 2020, Miriam Ungría escribió un artículo en la revista ‘Gold&Time’ en el que reflexionaba sobra su vida. «Aprendí hace muchos años a escribir mi vida ‘a lápiz’, a tener muy presente que las circunstancias pueden hacernos cambiar nuestro plan de ruta en cualquier momento. Aprendí también que no podemos esperar a que las cosas cambien a nuestro favor, las cosas son como son y vienen como vienen, lo que tenemos que hacer es modelar nuestra cintura, aprender a adaptarse a los tiempos que corren e intentar reaccionar de la mejor manera posible». Unas significativas palabras en las que hacía alusión a sus años más difíciles.