Federico y Mary de Dinamarca prosiguen su viaje promocional en París. En su segunda jornada en la capital francesa la princesa de nuevo causó sensación por su profesionalidad, cercanía y estilo. Nos brindó otros dos excelentes estilismos, con los que deja claro el porqué es una de las «royals» más interesantes. Por la mañana con un vestido blanco, y por la noche con otro azul… ¿Cuál de las dos versiones nos gusta más?

11Blanco otoñal

La agenda estaba bien cargada: Mary de Dinamarca visitó la sede de enfermería Korian Monceau; y después acudió a un seminario sobre inversiones en la Casa de Dinamarca, una institución cultural encaminada a promover la cultura danesa. Luego estuvo en una comida de negocios en el restaurante danés Flora Danica, situado en plenos Campos Elíseos, donde desembarcó radiante de blanco, pese a que el día estaba gris y lluvioso. Por si fuera poco, completó la mañana con una visita al hospital privado Les Peupliers.

Mary de Dinamarca conquista París con moda danesa.

10De Max Mara y con complementos de Prada

El vestido de largo midi y en tejido de tweed es de la firma Max Mara. No era nuevo, pero Mary logró darle otro aire combinándolo con otros elementos, como el cinturón de cuero en azul marino, el bolso clásico de Prada en el mismo tono y los salones de Gianvito Rossi.

Mary de Dinamarca ya es (oficialmente) Reina suplente.

Mary vuelve al trabajo en zapatillas. 

9El pelo recogido dejaba ver sus bonitos pendientes

8Mary, en su versión de noche

Ya por la tarde noche la princesa volvió a reunirse con su marido, el príncipe Federico, para asistir a una cena en el Ayuntamiento de París, ofrecida por el embajador danés, Michael Starbæk Christensen. En esta ocasión, Mary cambió el blanco por el azul.

7Cariñoso encuentro con Joaquín y Marie de Dinamarca

A la cita también se sumaron el príncipe Joaquín, hermano menor de Federico, y su esposa, la princesa Marie. El saludo entre las parejas habla bien a las claras de la excelente sintonía entre ellos. Risas, besos, abrazos… Tener cerca a la familia es un plus cuando se está en tierra extraña…

6El detalle de lujo en el moño de Mary

Mary llevaba el pelo recogido en un moño alto, al que añadió un bonito broche rectangular de brillantes. Un detalle que elevaba el peinado a sobresaliente.

5Familia unida

Los príncipes posaron juntos (Marie, por cierto, también muy guapa con un vestido de Chritopher Kane) antes de la cena. Un coro femenino de voces danesas acompañó toda la velada con su música, mientras Mary y compañía degustaban un menú creado por el distinguido chef Andreas Møller, que regenta el restaurante situado dentro de la Casa de Dinamarca.

4Un estilo diferente

La imagen más habitual de Mary es la melena suelta. O si acaso una coleta. Es decir, que los moños no son muy de su estilo. Y menos tan altos. Pero la verdad es que la princesa heredera estaba de lo más favorecida y era una opción ideal para lucir su elegante vestido de guipur azul con cuello cerrado.

3Su variada colección de joyas

2Pendientes de flor

1Tres días de visita en París

Mary de Dinamarca volvió a deslumbrar sin estridencias. Así, de la mano de Federico, afrontan ya su última jornada de viaje en París. El primero de importancia tras ser nombrada Regente por su suegra, la reina Margarita, cuando ella no pueda asumir sus funciones. Mary aprende muy rápido.