Ingrid Alexandra de Noruega ya es más princesa que nunca. Nos faltaba una imagen suya con tiara y hoy al fin ha llegado. Eso sí, no ha hecho falta esperar a la gran gala que tendrá lugar esta misma noche para celebrar por todo lo alto su 18 cumpleaños. El avance ha llegado en forma de tres nuevos retratos oficiales de la joven publicados por la Casa Real de Noruega.

La fiesta será en el Palacio Real de Oslo, a partir de las ocho de la tarde, donde se congregarán cabezas reinantes y herederos de toda Europa. Nuestro representante será el Rey Felipe en solitario, sin la compañía de la Reina Letizia ni ninguna de sus dos hijas. Así culminarán los festejos por la mayoría de edad de la hija de los príncipes herederos Haakon y Mette-Marit, vistiendo de largo y luciendo una tiara. ¿Se pondrá esta misma? Lo más probable es que sí.

ingrid alexandra de noruega
Casa Real de Noruega.

Y es que se trata del regalo que ha recibido por sus 18 años. Es la llamada Tiara Boucheron, realizada por la afamada joyería francesa. Es una pieza con un diseño de círculos de diamantes engastados en platino con diamantes y perlas, y que originalmente perteneció a la princesa Ingeborg, abuela materna del rey Harald. Se la regaló su esposo, el príncipe Carlos de Suecia, hijo del rey Oscar II de Suecia.

Posteriormente pasó a manos de sus hijas: la princesa heredera Marta (madre del actual soberano noruego); y después a las de la princesa Ragnhild, quien falleció en 2012. Así pues, es una pieza con una enorme carga sentimental.

ingrid alexandra de noruega
Casa Real de Noruega.

Además, la princesa posa con un elegante vestido azul marino, largo y con el cuerpo entallado y sin mangas, es un modelo que pertenece a su madre, la princesa Mette-Marit. Sobre él, la joven luce las condecoraciones que le ha otorgado el monarca por su aniversario.

Aunque Ingrid Alexandra cumplió su mayoría de edad exactamente el pasado 21 de enero, el repunte de la pandemia a principios de año hizo que los festejos oficiales tuvieran que posponerse. La espera hoy al fin ha tocado a su fin y además ha merecido la pena. El tiempo preveraniego favorece un acontecimiento que la princesa, segunda en la línea de sucesión al trono, esperaba con verdaderas ganas.

ingrid alexandra de noruega
Casa Real de Noruega.

Ya anoche tuvo lugar el primer ‘aperitivo’ para la princesa con la recepción que organizó el Gobierno noruego en su honor. Para ello Ingrid Alexandra escogió un precioso vestido de corpiño y falda de tul blanco de Monique Lhuillier. En esa ocasión, la etiqueta no requería de tiara. Fue un evento con una completa representación familiar, con sus padres, sus hermanos y sus tíos. Despertó mucha atención la princesa Marta Luisa, quien acudió del brazo del chamán Durek Verret, tras anunciar su compromiso esta misma semana.

Este es un momento muy especial para la futura reina de Noruega (antes ocupará el trono su padre). Y es que esta será su gran puesta de largo ante la realeza internacional. Entre los invitados figuran otras herederas europeas, como Victoria de Suecia o sus coetáneas Elisabeth de Bélgica y Amalia de Holanda. La gala representará una magnífica ocasión de lucimiento para todas. Aunque la primera en brillar será ella como gran protagonista.