«Como hermanos se tienen días buenos y días malos». Con estas palabras sorprendía el Príncipe Harry al mundo entero al no rebatir, durante su entrevista más personal, los rumores que le enfrentan a su hermano, el Príncipe Guillermo, desde la llegada de Meghan Markle a su vida.

Los Duques de Sussex han decidido hablar claro sobre lo que están viviendo y esto ha salpicado directamente a la Corona Británica, que según medios británicos está viviendo con estupor la muestra pública que el matrimonio ha hecho de sus sentimientos.

Según la BBC, el hijo mayor de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra se encuentra preocupado por lo mucho que al matrimonio formado por su hermano y su cuñada le están afectando las críticas y lo vulnerables que se muestran. Otra cadena británica asegura, en cambio, a través de fuentes cercanas a Kensington Palace, que las palabras de Harry han desatado la furia de Guillermo.

Pero en lo que todos los medios ingleses están de acuerdo es en la sorpresa mayúscula que ha supuesto el documental para todos los miembros del clan real. Según E! News han sido los detalles personales que tanto Harry como Meghan han desvelado lo que ha dejado boquiabiertos a todos en Buckingham, ya que la Corona Británica no acostumbra a mostrarse así en televisión.

«Es justo decir que hay un profundo estado de inquietud en las casas reales sobre la dirección que está tomando todo esto», revela una fuente a la citada cadena, la misma que confiesa que la duda que surge ahora entre los descendientes de la Reina Victoria es saber con qué finalidad los Duques de Sussex han dado una entrevista tan personal.