Buenas noticias para la Familia Real danesa. ¡Dos nuevos miembros han entrado en palacio!


Hace apenas cinco días conocimos la noticia de que Mary de Dinamarca había dado positivo en coronavirus, según confirmaba la casa real de Dinamarca. A pesar de este contratiempo, la mujer de Federico y su marido tienen motivos para estar contentos. Y es que han decidido ampliar la familia… ¡y por partida doble! Y es que dos preciosos cachorros acaban de entrar en el palacio de Amalienborg, para alegría de la familia real danesa.

Nacen dos nuevas mascotas en palacio

“El cuarto domingo de Adviento, nos gustaría presentar a dos nuevos residentes en casa. Hace poco más de seis semanas, Grace se convirtió en madre de dos lindos cachorros para gran alegría de todos nosotros”. Con estas palabras, el matrimonio anunciaba la llegada de sus nuevas mascotas. Un regalo de Navidad adelantado que, seguro, habrá fascinado a los hijos que tienen en común: Cristian, Vicente, Isabel y Josefina.

La foto de los cachorritos ha servido para alegrar a los vástagos del matrimonio. Y probablemente han conseguido que los días de confinamiento de la princesa heredera, que aún permanece aislada tras dar positivo en Covid, sean más amenos. Su estado de salud, según recogía un comunicado oficial, es bueno: “No se ha encontrado infección en otros miembros de la familia. En relación con la respuesta de la prueba, la Casa Real recibe consejos de la Agencia Danesa para la Seguridad del Paciente con respecto a la detección de infecciones. La princesa heredera permanece en confinamiento solitario hasta que sea seguro romper el confinamiento solitario nuevamente de acuerdo con las pautas aplicables”.

Unas Navidades diferentes

No cabe duda de que la inesperada cuarentena de Mary cambiará  los planes de la casa real de Nochebuena y Navidad, ya que esta aún debe permanecer aislada y sin contacto con terceras personas hasta el próximo día 24 de diciembre… justo cuando se celebra una de las noches más especiales del año.

Eso sí, el autoconfinamiento no ha impedido que Mary de Dinamarca haya seguido adelante con sus planes de trabajo. Este mismo lunes, Su Alteza Real ha emitido un comunicado para anunciar a qué entidad dará dinero la fundación que lleva su nombre. «Como presidenta de @mary_fonden, Su Alteza Real otorga a la Princesa Heredera cada año la donación especial de la fundación a un proyecto u organización que ha demostrado un potencial especial y que se alinea con el propósito de la fundación. Este año, con su donación al Centro Gisèle Kambou», arranca el escrito. «Su Alteza Real quiere ayudar a garantizar que más niñas tengan acceso a una educación y, por lo tanto, a un futuro mejor».

Y que todos los años, la asociación sin ánimo de lucro que lleva el nombre de la heredera al trono. «A principios de este año, Su Alteza Real visitó el Centro Gisèle Kambou durante un viaje a Burkina Faso, cuyo objetivo era centrarse en la salud y los derechos de las niñas y mujeres en una región plagada de pobreza, disturbios y cambio climático. El centro, establecido en 2005, cuenta con el apoyo de UNICEF y tiene sucursales locales en siete de las 13 regiones de Burkina Faso. El centro ofrece, entre otras cosas, atención primaria de salud para madres y niños y ayuda a las niñas que han sido violadas o circuncidadas», reza el mensaje oficial.

La princesa apoya a mujeres y niñas víctimas de la ablación en Burkina Faso

En relación con la donación especial de la Fundación Mary, la princesa ha declarado su apoyo a los sectores menos favorecidos del país de África Occidental. En especial a las mujeres que son víctimas de la ablación: “Las niñas y mujeres jóvenes de Burkina Faso están luchando para que se violen sus derechos más básicos. Fue desgarrador conocer chicas que, por ejemplo, viven con dolores diarios y problemas de salud porque han sido circuncidadas en contra de su voluntad».

Su carta concluye con un mensaje de «esperanza», pues destaca que gracias al trabajo que realizan «organizaciones fuertes y capacitadas que les brindan a las niñas una mano extendida y las ayudan lo mejor que pueden, entre otras cosas, a obtener una educación y el acceso a la atención de la salud reproductiva». Por último, concluye: «La ayuda que el Centro Gisèle Kambou brinda a las niñas ayuda a aumentar sus posibilidades de tener un futuro mejor y brindar a sus hijos mejores condiciones que las que ellas mismas han recibido. Estoy muy contento de que en la Fundación Mary podamos permitir que el centro brinde a más niñas y mujeres embarazadas acceso a la educación para asegurarles un futuro mejor. Y luego quiero dar las gracias a las chicas por ponerse de pie y contar sus historias ”.