La mujer del príncipe Alberto, Charlene de Mónaco, ha publicado un vídeo como felicitación de Navidad para agradecer el cariño y el apoyo que ha recibido su Fundación cuando está a punto de celebrar Nochebuena desde su retiro en Suiza.


Unas horas antes de que todos estemos cenando para celebrar la Nochebuena, Charlene de Mónaco ha querido publicar su propia felicitación de Navidad desde su retiro en Suiza, donde permanecerá ingresado todavía unos meses más. Ha querido felicitar las fiestas con un vídeo que promociona la labor de su fundación, en el que ella pone su voz en off.

De este vídeo llama la atención el inicio, ya que podemos ver a la propia Charlene con un traje de neopreno y con gafas de sol. Junto al vídeo, la mujer del príncipe Alberto escribe un mensaje, en el que agradece todo el cariño, el apoyo y las donaciones que han hecho muchos desde todas las partes del mundo.

«El sentimiento de dar, ayudar y salvar vidas es lo que hace mi fundación sea tan especial. Gracias a todo el mnundo por continuar con las donaciones que nos permiten crecer cada vez más. Espero que estas navidades traiga felicidad en todos los aspectos, así como amor todo el año. Que Dios os bendiga para siempre. Con todo mi amor. Gracias», ha escrito junto a un emoticono en forma de corazón.

Charlene de Mónaco manda una felicitación de Navidad

Vídeo: Instagram.

Charlene de Mónaco no ha dudado en aparecer en el vídeo. Y es que entre las imágenes que se muestran, podemos verla participar en algunas de las actividades que lleva a cabo su Fundación, que da clases de natación a niños y dan clases para evitar los ahogamientos en los más pequeños.

La mujer del príncipe de Alberto está muy implicada y así lo deja ver en las imágenes en las que aparece ella misma llevando a cabo diferentes actividades. Son imágenes que se han grabado durante el 2021, un año que no ha acabado de la mejor manera para Charlene de Mónaco.

La vemos implicada en cada una de las actividades que lleva a cabo su Fundación

Charlene de Mónaco felicitación
© Redes sociales.

Charlene de Mónaco contrajo una infección grave en los oídos, en la nariz y en la garganta el pasado mes de mayo, justo cuando se encontraba en un acto de su Fundación. Se sometió a tres cirugías para solventar el problema, pero a día de hoy sigue intentando mejorar su delicado estado de salud.

La princesa se ha retirado de la vida pública y se ha centrado en sanar y recuperar el tiempo perdido con sus hijos y su marido, el príncipe Alberto. Un proceso que no ha llegado a su final y que está lejos de terminar, como así se han encargado de anunciar oficialmente desde el departamento de comunicación del palacio, que reconoce que la recuperación de la princesa Charlène es “alentadora”, aunque deberá estar ausente de las actividades públicas recluida en su clínica “unos meses más”, tal y como han recogido desde ‘Monaco Matin’.

Tras su regreso a Mónaco después de pasar seis meses en su tierra natal, la princesa Charléne decidió internarse en una clínica para sanar no solo las secuelas de sus operaciones de urgencia por la infección que sufrió en la garganta, nariz y oídos. También las heridas del alma surgidas en aquellos duros meses. El no poder comer, no poder llevar una vida con normalidad, el estar alejada de sus hijos y los constantes rumores de divorcio con su marido han hecho mella en ella y ha decidido poner tierra de por medio, internarse en una clínica y velar por su salud antes de retomar sus compromisos como representante de la casa principesca monegasca.