La princesa Charlène ya está de regreso en Mónaco. Así lo revelaba el Palacio Grimaldi el pasado sábado, después de que la esposa del príncipe Alberto haya pasado los últimos cuatro meses recuperándose en una clínica en Suiza.

Su vuelta al Principado se produjo a tiempo de poder celebrar con su esposo el 64 cumpleaños de este, que tuvo lugar el lunes 14 de marzo. Sin embargo, ni siquiera estando ya en casa, la princesa ha dado noticias o siquiera ha felicitado públicamente a su marido… En cambio, su examante sí.

Charlène de Mónaco Principado
© Palais Princier.

Sin duda la vuelta de Charlène ha sido el mejor regalo para el monarca y para los hijos de la pareja, los mellizos Jacques y Gabriella, de siete años. Lo que llama mucho la atención es que, a diferencia de cuando la princesa volvió de Sudáfrica el pasado noviembre, después de seis meses sin poder salir del país a causa de una grave infección, en esta ocasión no ha habido pruebas gráficas de su regreso.

charlene de monaco, alberto de monaco
Gtres.

La princesa tampoco ha dado noticias a través de sus redes sociales, como ha hecho esporádicamente a lo largo de los pasados meses. Ni una palabra. Y ni una sola foto. No hay una imagen nueva de Charlène desde ese 8 de noviembre en el que posó rodeada de su familia en la plaza del palacio.

nicole coste
Gtres.

Ni siquiera ha hablado para felicitar públicamente al príncipe Alberto por su último cumpleaños, aunque es de suponer que todos lo han celebrado juntos en casa. La única fiesta pública fue la sorpresa que le dieron al monarca la banda de música real interpretando para él el Cumpleaños Feliz, a lo que Alberto correspondió saliendo a saludar desde una ventana del palacio.

La felicitación sí le ha llegado de parte de Nicole Coste, expareja de Alberto, con la que tiene un hijo, Alexandre. Esta ha aprovechado el cumpleaños del soberano para reaparecer y dejar constancia de sus buenas relaciones con él… que no debe sentar nada bien a la tranquilidad de Charlène.

La exazafata togolesa, de 50 años, ha compartido un mensaje en sus redes sociales en el que dice: «Feliz cumpleaños, Alberto. El mundo te reconocerá como el Leal, la Dignidad, el REY». Y al lado del texto, una foto de la pareja y su hijo juntos, como una familia.

Nicole y Alberto se conocen desde hace 25 años y mantuvieron un romance, fruto del cual nació Alexandre, quien el pasado verano cumplió 18 años. El príncipe reconoció legalmente a su hijo, aunque no está en la línea de sucesión. Tampoco lo está su hija mayor, Jazmin Grace, de 29 años, nacida de su relación con la estadounidense Tamara Rotolo.

nicole coste, alexandre grimaldi coste
Gtres.

Todo se encuadraría dentro de la normalidad si no fuera porque Nicole se ha mostrado extremadamente dura con la princesa Charlène. En unas polémicas declaraciones, realizadas el pasado diciembre, aseguraba: «No me importa lo que le pase. ¿Por qué debería? Todo lo que le está pasando es el karma. El pueblo de Mónaco me quiere más a mí que a la princesa Charlène».

Según relató a la revista francesa París Match, Charlène habría alojado a su hijo Alexandre en una de sus visitas a palacio en el ala de empleados, lo cual se tomó como una clara afrenta. Y ahora se está vengando.

alberto de monaco, nicole coste
Gtres.

En la revista gala Point de Vue, el príncipe Alberto llegó a decir que estas declaraciones fueron algo «inapropiado, me enfadé al enterarme». Sin embargo, no ha roto su amistad con ella, ni mucho menos. Precisamente Nicole Coste era una de las invitadas escogidas a la misa de celebración del Día de Santa Devota, patrona de Mónaco, el pasado 27 de enero.

Aquel día Nicole subió, orgullosa y radiante vestida de blanco, las escaleras de la catedral de Montecarlo. Justo por las mismas que un año antes había desfilado la propia Charlène del brazo de su esposo. Esta vez, además, coincidía con la estancia de la princesa Charlène ingresada en Suiza, convaleciente de un estado de «fatiga general», como reconocieron en un comunicado.

nicole coste
Gtres.

Mientras tanto, la princesa Charlène continúa alejada de la agenda oficial y sin fecha de vuelta prevista. Aún necesita de paz hasta su completo restablecimiento.

Provocación o simple casualidad, el hecho es que estas últimas palabras de Nicole Coste vuelven a hurgar en la herida.