Han sido meses muy convulsos para Charlène de Mónaco, que tuvo que someterse a varias operaciones en Sudáfrica lo que le impedía regresar a casa. Sin embargo, tras seis meses en su país natal, regresó pero por un período de tiempo muy corto, ya que fue ingresada en una clínica privada de Suiza. Ahora, poco a poco va retomando su agenda oficial aunque fue muy sonada su ausencia en el Baile de la Rosa, que se celebró este viernes 8 de julio tras más de dos años de parón obligado por culpa de la pandemia provocada por el coronavirus. Sin embargo, tan solo unos días después de ese gran evento que reúne a la más alta sociedad monegasca, la princesa ha reaparecido ejerciendo de «guía turística». Sí, habéis leído bien.

Charlène de Mónaco
Palais Princier

El Palais Princier ha distribuido unas imágenes en las que aparece Charlène de Mónaco con su agenda en solitario y sin su marido, el príncipe Alberto. Lo ha hecho para convertirse en la guía turística perfecta durante un recorrido por el Palacio del Príncipe, residencia oficial de Alberto y su familia desde hace nada más y nada menos que siete siglos. Charlène recorrió junto a un grupo de viajeros la residencia, también conocido como Palacio Grimaldi, en un acto que no olvidarán este inesperado recorrido al lado de Charlène. Algunos turistas aprovecharon su estancia en Mónaco para acercarse a esta construcción que ha sido remodelada durante los últimos años y que el pasado 1 de julio volvía a abrir sus puertas al público.

Charlene de Mónaco retoma su agenda en solitario

Tan solo once días después de su reapertura de manera oficial, Charlène recorría algunas de las estancias de esta espectacular construcción que alberga diferentes estilos arquitectónicos. La princesa monegasca se fotografió con algunos viajeros durante su recorrido acompañándoles a recorrer algunos de los rincones más espectaculares que alberga este palacio. Desde la cuenta oficial de los Grimaldi anunciaban este acto: «Ayer por la tarde, Su Alteza Real la Princesa Charlene presentó a algunos invitados los Grandes Apartamentos recientemente renovados del Palacio del Príncipe, así como los frescos renacentistas que se dieron a conocer al público después de varios años de trabajo de restauración», rezaba junto a varias imágenes del momento.

Charlène de Mónaco
Palais Princier

Este es el primer acto de Charlène de Mónaco tras su sonada ausencia del Baile de la Rosa. La última vez que vimos a Charlène disfrutar de este baile fue en el año 2014. Desde entonces, el príncipe de Mónaco llega junto a su hermana, Carolina de Mónaco. Aunque poco a poco va retomando su agenda oficial, el distanciamiento entre Charlène y Carolina de Mónaco ha hecho que durante años la primera no acudiera a esta cita. Algo que en este 2022, un año tan señalado para ella, se haya repetido.