La princesa de Mónaco ha utilizado su perfil de Instagram para compartir esta última imagen desde Sudáfrica.


El estado de saludo de Chàrlene de Mónaco continúa generando una evidente preocupación y está copando titulares que dan la vuelta al globo. La mujer del príncipe Alberto de Mónaco lleva meses en Sudáfrica -su país natal- recuperándose de una infección. A principios de septiembre precisó pasar de nuevo por el hospital tras desmayarse por complicaciones en esta dolencia. Ahora ha reaparecido, visiblemente más delgada. 

Instagram

La princesa de Mónaco ha utilizado su perfil de Instagram para compartir esta última imagen. Ataviada con un suéter negro, aparece en el interior de una casa y se muestra sonriente. Llama la atención que ha perdido unos kilos desde la última vez que la vimos. Añade un comentario con el que parece tranquilizar a sus seguidores sobre su estado: «Que Dios os bendiga». Un ‘post’ que ha generado un sinfín de reacciones. Muchos de sus fans se alegran de verla así de sonriente. «Me alegra verte», «sé fuerte», «espero que te mejores», son solo algunos de los comentarios que se pueden leer en su muro.

El último ingreso de la princesa Chàrlene data del pasado 1 de septiembre. Fuentes de palacio confirmaron que ese día fue «llevada al hospital después de desmayarse debido a complicaciones de una infección otorrinolaringológica grave». En la breve nota que se difundió también se detallaba que estaba bajo la supervisión de su equipo médico de confianza. «Su estado de salud no es preocupante».

Redes sociales.

Un nuevo susto que se producía poco después de una reciente operación. En agosto, la exnadadora tuvo que pasar por quirófano poco después de recibir la visita de su marido y sus dos hijos, los mellizos Jacques y Gabriella. La sudafricana compartió entonces algunas imágenes de este especial reencuentro en redes.

Alberto de Mónaco visita Mallorca

El príncipe de Mónaco ha visitado recientemente nuestro país para inaugurar el centro deportivo ‘Mallorca Country Club’ donde ha coincidido con Carlos Moya y su mujer, Carolina Cerezuela. Durante este viaje relámpago, le han preguntado sobre el estado de salud de su mujer. El soberano no dudaba en ofrecer una palabras tranquilizadoras: «Está mucho mejor». 

Gtres

La prensa de todo el mundo continúa siguiendo de cerca la evolución de Charlène de Mónaco. Todo se complicó a raíz de una operación dental a la que se sometió para colocarse un implante. A consecuencia de esto, tuvo una grave infección que le ha afectado a los oídos, a la garganta y a la nariz. Lleva meses en Sudáfrica y los médicos le han prohibido coger un avión ya que no llevaría bien la presión. Durante una de sus últimas intervenciones en una radio local, la princesa de Mónaco hablaba con mucha prudencia del momento que estaba atravesando. «No puedo forzar la curación«, indicaba. Su marido también dijo recientemente que a finales de este mismo mes de octubre podría regresar a Mónaco.